La creencia en la “fortuna” y el cambio de nombre en Corea

febrero 11, 2016 a las 22:00 , por kokoni

rffg È«´ë_»çÁÖÄ«Æä007

No hay muchos ejemplos conocidos, pero sí un par de ellos que me han creado dudas sobre el cambio de nombre propio en Corea. ¿Por qué lo hacen? ¿Es legal? ¿Sencillo? En esta entrada queremos dar respuestas a estas dudas.

answer11-00037answer11-00208

Viendo Reply 1988 hay un caso que seguro todos los que habéis visto el drama recordaréis. Tras la visita a una adivina vemos cómo la madre de Deok Sun comienza a llamar a su hija Sooyeon, obligando a todos en el barrio a hacer lo mismo. A pesar de que no hay cambio legal, sí es un cambio en el día a día. Deok Sun, feliz por cambiar el nombre que tanto le disgusta, anima a todos a llamarla Sooyeon.

Lo hacen simplemente porque creen que tendrá mejor suerte en los estudios y la vida en general. Porque el problema es su nombre y no sus malas notas en la escuela y, cada vez que digan su nombre oficial, el nivel de la universidad a la que entrará bajará aun más. Buscan una mejor suerte.

tumblr_inline_o22xz1yZ391qbnljh_500

Por muchos es conocido también el caso de Jun. K de 2PM. Unos meses después del triste fallecimiento de su padre en enero de 2012, el cantante anunció su cambio de nombre. Nació como Kim Junsu, pero ahora vive como Kim Minjun, mientras promociona como Jun. K. Pero ¿por qué ese cambio de nombre?

En una reciente aparición en el programa Mask singer, Minjun habló sobre su cambio de nombre, que tantos comentarios de odio y ataques hacia el cantante provocó. Solo una semana antes de morir su padre de un infarto se habían sentado juntos en una cafetería y le había prometido que cuidaría de su madre, que también estaba pasando por una grave enfermedad. Hasta el día de su muerte, su padre quiso que “Junsu” cambiara de nombre, pero no lo hizo hasta que tuvieron que operar a su madre un tiempo después. Ella, antes de ser anestesiada para una operación, le preguntó si no podía cambiar su nombre, como era el deseo de su padre. Finalmente Jun. K, por aquel entonces popularmente conocido como Junsu, accedió al cambio de nombre y a vivir como Minjun (que, como curiosidad, es el nombre que más coreanos decidieron poner a sus hijos a partir de 2005).

Aunque ya habló de ello en el programa (puedes verlo con subs aquí), así lo explicó Minjun en una entrevista reciente poco después de la emisión de su actuación, “Me lo dijo mi madre un mes después de la muerte de mi padre. Me explicó que mi padre quería cambiar mi nombre a Minjun. Yo le dije que no quería hacerlo y no escuché más sobre el tema durante los siguientes 10 meses. Honestamente, no hay nada bueno en cambiar tu nombre. Yo había trabajado para hacer que el público conociera mi nombre. En medio de todo esto mi madre cayó enferma con cáncer de tiroides y fue hospitalizada. Después de 5 operaciones en las piernas, y la aparición del cáncer, el médico me dijo que podía no despertar si tenía que pasar por otra operación con anestesia general. Entonces mi mamá volvió a mencionar el cambio de nombre, en la habitación del hospital. Por eso hablé con Jinyoung hyung (JYP) y el CEO Jung Wook. Cuando terminé de explicar todo, Jinyoung hyung dijo, ‘En momentos así uno debe escuchar a su madre’, y terminé cambiando mi nombre a Minjun. Ya que usaba el nombre de Jun. K para mis composiciones todos estuvimos de acuerdo en que lo usara como nombre artístico. Pero cuando lo cambié hubo gente que lanzó insultos. Incluso si explicaba la situación parecía que se sentían disgustados por ello”. 

Afortunadamente, tras su emocional aparición en Mask singer, donde por fin los coreanos reconocieron la gran voz de Jun. K, los comentarios comenzaron a transformarse en admiración. Después de todo, no es fácil cambiar el nombre con el que naces y por el que te han llamado durante 25 años de tu vida por una petición de tus padres.

 1608

Seguramente no sea el único ejemplo de rostros populares que han cambiado su nombre legalmente por situaciones familiares, pero para mí es el más cercano. De todas formas, hay que aclarar que estos cambios de nombre no son algo común, aunque tampoco es algo extraño o desconocido.

El número de cambios de nombres en Corea han aumentado desde 2005, cuando el Tribunal Supremio relajó la exigencia de una “buena causa” para pedir un cambio de nombre. Como resultado, hasta 2005 el tribunal concedió el cambio de nombre a alrededor del 80% de los casos, mientras que a partir de ese año se superó el 90%. Esta mayor indulgencia llevó a que un mayor número de coreanos optasen por pedir un cambio de nombre. En 2009 se recibieron aproximadamente 170.000 peticiones, cuando en 2002 no se superaron las 46.000.

Las razones de optar por un cambio de nombre pueden ser de todo tipo, a pesar de que en su mayoría la explicación principal es “no me gusta este nombre” por diversos motivos. Algunos porque no aprecian el sentido del humor de sus padres, que le dieron un nombre un tanto ridículo. Muchos porque sus nombres suenan pasados de moda o “catetos”. Incluso hay casos en los que se opta por cambiar el nombre porque algún peligroso asesino en serie se llama igual que ellos.

Claro que también hay razones más específicas de Corea. Muchos piden un cambio de nombre debido a algún tecnicismo en asuntos de papeleos. Otros, a pesar de no querer cambiar sus nombres del día a día, sí añaden algún caracter chino a su nombre coreano.

2

Un ejemplo anónimo es el de Yoo Do Hyun, antes Young Ah. Ella también cambió su nombre a petición de su padre. “Al principio, cuando veía mi nuevo nombre, sonaba extraño y lo odiaba. Es como el nombre de un hombre”. Su padre pretendía que su nombre sonará más andrógino para que le trajera mejor suerte, especialmente en el amor. Su hija no podía quedar soltera y, si para eso, tenía que cambiar su nombre, debía hacerlo.

Durante la última década más de 720.000 coreanos han cambiado su nombre legalmente. Muchos de ellos, como Yoo Do Hyun, simplemente para tener mejor suerte en la vida.

Esto está conectado con el seongmyeonghak [성명학], un estudio de la relación entre el nombre y la fortuna de un persona. Muchos coreanos, como la madre de Deok Sun en R88, reciben consejos de adivinos coreanos y visitan un lugar llamado akmyeongso [작명소, “crear nombre”], donde reciben un ajuste de sus nombres y piensan los cambios que parecen necesarios para el cambio de la suerte de esa persona.

art_1434627630

Un shaman conocido en Corea, Tae Eul, explica este “don”, “Le pregunto a los dioses si un nuevo nombre puede completar la vida de una persona”. Tae Eul explica que muchos de sus clientes piden su ayuda para escoger un nombre más afortunado y la mayoría de ellas son mujeres solteras o divorciadas, preocupadas por encontrar a un buen compañero en la vida. Los hombres, explica, suelen estar más preocupados por sus cuentas bancarias.

Pero añade, “Tienes que tener cuidado con el cambio de nombre, porque puede determinar el resto de tu vida. Cómo se desarrolla el destino de una persona se basa en la suerte y en su saju [사주]”. 

Saju [사주]es la creencia de que la fecha de nacimiento determina el destino de una persona. Esta creencia ha sido puesta en práctica en el este de Asia durante milenios. Todas las fechas corresponden a los 5 elementos: tierra, metal, agua, fuego y madera. Y los nombres coreanos tienen como base caracteres chinos.

gfr

Tae Eul explica que la mala suerte se da cuando el saju y el nombre de una persona entran en conflicto, sobre todo las relaciones de pareja, “Normalmente hay una colisión entre los espíritus dentro de los nombres de los compañeros. Si un hombre tiene un espíritu fuego en su nombre y la mujer también, esto puede llevar a más discusiones. Tras los cambios de nombre he visto muchas mejoras”. 

Asegura también que las mujeres solteras que cambian su nombre tienen más fortuna. Roh Hee Seung cuenta su experiencia, “En el pasado pasé por varias experiencias negativas. Sentía que mi antiguo nombre me traía mala suerte. Mi nuevo nombre es como un amuleto de la suerte”. 

Otro experto en cambios de nombres, por el contrario, asegura que no tiene nada que ver con la suerte. Todo es ciencia, dice Hwang Seung Hyun, “Los nombres puros hangul poseen energía sexual”. Él cree que los nombres coreanos que contienen sílabas que terminan en ciertas consonantes son más eróticos que los que no los tienen. “Esta energía es estimulada cuando un compañero dice el nombre en alto. Y esto es atractivo y ayuda a algunas personas a encontrar a su pareja”. 

Jasper Kim, profesor en la Universidad Ewha, no está de acuerdo y asegura que lo que ocurre es que se produce un “efecto avatar”, “Creo que los coreanos, cuando se sienten limitados por su vida, presionados y ocupados, pueden ser una persona distinta cuando tienen un nombre diferente y eso puede atraer a mucha gente”. 

Kim asegura que el rápido crecimiento de Corea del Sur, que pasó de ser un país pobre a tener una de las economías más potentes, ha creado en muchos un sentimiento de desorientación y eso ha provocado que busquen consuelo en tradiciones como el saju o el chamanismo. “Miran al pasado como una red de seguridad”, explica.

rgf

Otros ven en el cambio de nombre un “negocio”, pensando que un nuevo nombre puede arreglar los problemas de la vida moderna. Así lo explica el chamán Tae Eul, “Los coreanos tienen tendencia a desear una nueva vida y a empezar de nuevo porque su vida actual es mala. Pero la vida no es mala en realidad, todo depende de lo bien que hayas jugado tus cartas y hayas manejado las circunstancias en las que has vivido”.

Desde mi punto de vista, más allá de la suerte, que es algo que no podemos conocer ni controlar, la mente es muy poderosa. Un nuevo nombre pensando que es para mejor puede hacer que la vida cambie porque tenga un efecto panacea. Hace que veas las cosas de manera más positiva, desde un nuevo cristal, pensando en que las cosas saldrán bien porque tienes el nombre correcto… Puede darte valor y ánimo. Y resulta que funciona y puede hacerte sentir mejor. Como en el caso de Minjun, más que un cambio de nombre en el que posiblemente no creyera, ha honrado el deseo de su padre y le ha dado fuerza a su madre. Y creo que solo por eso debe haber merecido la pena para él.

Personalmente, crea o en ello o no, no es algo que pueda criticar. No en vano en nuestra sociedad occidental aún hay muchas personas que se apoyan en los horóscopos para hablar de personalidad, en fechas de nacimiento para referirse a grados de compatibilidad o en la lectura del tarot para hacerse una idea de lo que puede traernos el futuro.

¿Qué os parece esta tendencia? ¿Creeis en este tipo de suerte?

[@KoreaTimes, @AskaKorean]

 


Related Posts with Thumbnails

5 Comentarios

Categoría ♦ 2PM, Conociendo Corea / Tags: /

  • Namja

    Desde pequeño me han interesado los nombres de las personas, siempre he creido que tienen un poder especial. Cuando empiezas a salir por el mundo te das cuenta de lo útil que es tener dos apellidos y que la esposa conserve el suyo tras el matrimonio, costumbre hispana, frente al apellido único y la supresion del apellido de la conyuge como es la costumbre anglosajona.

    La costumbre coreana es de un solo apellido (el del clan por via patrilineal) pero la esposa conserva el suyo. No solo eso, sino que todos los descendientes de una misma generación (o sea, hermanos y primos por via masculina) solían compartir una de las dos silabas de su nombre, costumbre actualmente en desuso. Por otro lado no hay una lista de nombres más o menos cerrada, como puede haber en España por la tradición católica, sino que cualquier palabra o palabras pueden constituir un nombre, como ocurre actualmente en Cuba. Los que sigan el reality “Superman is back” conocerán a los famosos trillizos Daehan, Minguk y Mansae que vienen a traducirse por “Viva la República de Korea” Por añadidura, los nombres no tienen un género marcado por lo general, de tal forma que cuando ves un nombre escrito no puedes asegurar que sea un varón o una fémina.
    Otra curiosidad es que los coreanos suelen elegir un nombre “occidental” aternativo para usarlo internacionalmente (generalmente inglés pero tambien italianos, franceses e incluso españoles) seguro que los más mitómanos sabréis el nombre alternativo de vuestros ídolos ya que algunos incluso lo usan como nombre artístico. Como contrapartida, muchos de los extranjeros que residimos en Korea hemos elegido un nombre “coreano” como forma de respeto a su cultura (y para ahorrarnos problemas pues muchos formularios no admiten la longitud de nuestros nombres….)

  • Beatriz Rodríguez

    Lo de los padres pidiéndole a Junsu en el lecho de muerte es tan peliculero… ¡Se lo pusieron ellos!

  • http://siesdestino.com/ Kokoni

    No, no suele ser costumbre.
    Aunque los hermanos sí suelen llevar una sílaba igual. Por ejemplo, Jun Ki y Jun Su, o Ji Won y Ji Hwan.

  • clara

    Excelente artículo, muy informativo de las costumbres de la sociedad coreana. La elección de un nombre no es una cuestión menor, es un elemento que adquiere un carácter fundante en la construcción de la identidad de una persona. No sé si del nombre asignado por los padres depende la suerte o la buena fortuna de uno, me parece algo difícil de afirmar. Lo que si es cierto es que nuestro nombre despierta en nosotros sentimientos nada triviales. En el caso de Argentina, hace poco se actualizó el código civil en el cual se permite asignar a los hijos cualquier nombre nacional o extranjero siempre y cuando no suponga un perjuicio futuro para el niñ@ (por ejemplo si el nombre puede dar lugar a burlas, insultos no se acepta).
    Es costumbre en varios pasises latinos que los hijos lleven aunque sea un nombre de uno de los padres…¿En Corea es común que los hijos se llamen igual que sus padres? ¿Cómo se aconseja en ese caso un cambio de nombre? ¿sería algo como negar origenes o nada que ver?
    Gracias por la entrada, me gustó mucho.

  • sancor26

    En Estados Unidos cuando te hacer ciudadano te lo puedes cambiar y es la única forma fácil, rápida y sin costo adicional. De la otra forma hay que gastar mucho y esperar.

  • Aviso

    En este blog puedes opinar libremente, pero respetando siempre las opiniones de los demás y de quienes escribimos en él.
    Si vais a tomar noticias/traducciones/… de la página os rogamos deis créditos claros, con enlace directo. Esperamos no ver nuestras palabras por otros blog, como si fueran propias.
    Licencia de Creative Commons
    Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

  • Subir