Jóvenes y “cansados”. De “Opo” a “Chilpo”, la generación coreana del “abandono”

diciembre 17, 2015 a las 21:51 , por kokoni

CNc9wK0VEAAf-Hb

A continuación podéis leer un artículo publicado en Kookmin Ilbo el pasado mes de agosto. Me pareció un tema muy interesante y del que no conocía mucho, por lo que, después de mucho tiempo, me he animado con una entrada sobre sociedad coreana.

Antes de nada, vamos a crear un glosario de términos. Ya que el artículo utiliza muchas palabras, expresiones, coreanas que difícilmente pueden ser traducidas a otros idiomas, lo más sencillo es dar unas sencillas explicaciones que nos ayudarán a entender el artículo:

1. Generación 880mil (88만원 세대): Hace referencia a la cantidad de ganancias logradas trabajando a tiempo completo según el salario mínimo. Muchos de quienes trabajan en empleos irregulares o a tiempo parcial son graduados universitarios.

2. Generación Sampo (삼포 세대): Se refiere a personas que sienten que deben abandonar  (포기하다) 3 “grandes eventos” de la vida: relaciones, matrimonio e hijos.

3. Generación Opo (5포 세대): En lugar de 3 cosas, como el término anterior, abandonan 5.

4. Generación Chilpo (7포 세대): Ni 3 ni 5, 7 cosas.

5. Generación Ilpo (일포 세대): Cuando hay tantas cosas que deben sacrificarse (o abandonarse) en realidad es como abandonar solo una (일), la vida en sí misma.

Los nombres que asignamos a cada generación son un reflejo del tipo de vida que están viviendo los individuos. La generación de los 880mil reflejaba el fiero mercado laboral y la prevalencia del trabajo irregular para los jóvenes. Entonces la generación Sampo fue la que sentía que les obligaban a abandonar sus sueños de relación, matrimonio y niños. Si añadimos a la mezcla ser dueño de una casa y sacrificar la vida social, tenemos la generación Opo. Pero hay 2 sacrificios más, los sueños y las esperanza, que, después de añadirlos, nos da como resultado la generación Chilpo.

Ahora, la generación más joven ha tenido que abandonar tantas cosas que ha comenzado a llamarse la generación n-Po (n포), del abandono. Con 25 años, el estudiante universitario Lim Chan Mok, explica, “Muchos de mis amigos y yo mismo estamos trabajando en trabajos temporales para pagar la matrícula. Si cuando nos graduemos no tenemos problemas en encontrar un trabajo, podremos sonreír al recordar las dificultades que tenemos ahora. Pero la realidad es que encontrar un trabajo después de graduarnos será un problema real. Y esos amigos que han encontrado un trabajo no dejan de preocuparse, esta vez por casarse. Quienes se casan, se preocupan entonces por cómo comprar una casa. Por eso nos llamamos generación n-Po, porque abandonamos todas las cosas que tienen valor en la vida“. 

Las barreras a las que los jóvenes se enfrentan son reflejadas en su lenguaje auto-despreciativo. Las comunidades de Internet hacen que los jóvenes creen nuevos “slang” a un ritmo vertiginoso. Un expresión slang que alude a la realidad que viven es lo que podemos traducir como “cuchara sucia” 흙수저”, en contraposición a “cuchara de oro” “금수저” (alguien que ha nacido en una familia adinerada). Cuchara sucia hace referencia a los jóvenes que han crecido en un hogar pobre y tienen poco apoyo financiero.

Curiosamente, un juego llamado “BINGO cuchara sucia” apareció online. En el tablero del juego aparecen 5 filas y columnas con 25 frases. Entre ellas pueden leerse cosas como “Tengo un trabajo a tiempo parcial”, “No tengo bañera en mi casa”, “Nadie en mi casa tiene un coche o el modelo tiene más de 7 años”, “Mi padres no se hacen revisiones médicas periódicas”, “Tenemos deudas” o “He comprado en una tienda de 2ª mano”. Si una frase es cierta para el “jugador”, se marca. Así, si el jugador hace bingo debe gritar “¡Soy una cuchara sucia!”. Muchos jóvenes compartieron sus resultados en sus redes sociales o blogs.

201508280226_11130923219431_2_99_20150828022704

Kim Su Han, profesor de sociología en la Universidad de Corea, explica, “Mirando la situación, la ‘estrategia del lloriqueo’ es cada véz más salvaje. Los jóvenes que no pueden disfrutar de ningún beneficio en la vida se sienten enfadados o privados de sus derechos y han tomado como opción la burla y el auto-desprecio. La generación mayor es reconocida por su esfuerzo, pero la más joven se conoce más por haber heredado ese trabajo duro para lograr el éxito. Esta forma de pensar refleja las dificultades que los jóvenes encuentran hoy día”. 

Esas dificultades aparecen en las estadísticas. Según el Instituto de Corea por la salud y asuntos sociales, en 2013 el ratio de pobreza se situaba en el 19.7% para los jóvenes de entre 18 y 24 años y del 12.3% para quienes tenían entre 25 y 29 años. El desempleo juvenil ha ido creciendo de modo sostenido desde 2012, pasando de un 9% a un 9’3% en 2013 y llegando al 10% en 2014. Ya que estos números no incluyen a los muchos jóvenes que han abandonado la búsqueda de empleo, quienes se están preparando para los exámenes profesionales o quienes están graduados, el ratio de desempleo real juvenil es mucho más alto.

004009000075

Esto ha provocado el surgimiento de las “familias canguro” (캥거루족). Cada vez más treintañeros viven dependiendo de sus padres o no son financieramente independientes. Los mismos padres son conscientes de la tendencia al alza del desempleo y constantemente piensan que sus hijos serán incapaces de llevar una vida mejor que la suya. A su vez, la mayor responsabilidad de los padres por sus hijos también provoca que el sentido de la responsabilidad de esos hijos hacia sus progenitores sea menor.

Es difícil asegurar un trabajo incluso si visitas el área de negocios de Gwanghwamun. El Centro de trabajadores irregulares de Corea muestra que el pasado año, de un total de 3.410.000 trabajadores en la veintena, 47.4% eran irregulares.

El auto-desprecio es una forma de burlarse de la sociedad. A finales del año pasado, los usuarios de una comunidad online escogieron como “slang” más popular de 2014 la expresión “sen-song hamnida” (센송합니다), seguida de “mi-gae hada” (미개하다). “Sen-song hamnida” es una forma de acortar la frase “Lo siento, soy Josenjing” (Lo siento, soy coreano, dicho con un dialecto coloquial en japonés). Por otra parte, “Mi-gae hada” (hacia atrás, incivilizado) se convirtió en una palabra popular después de que el hijo de un candidato a Gobernador de Seúl dijera durante las elecciones locales que, “Si la gente coreana es incivilizada, ¿no significa que Corea es una nación incivilizada?”.

Los jóvenes que se sienten miserables describen Corea como el mismo infierno, “Hell Joseon” (un artículo interesantísimo sobre este tema lo podéis encontrar en Paella de Kimchi), e incluso han creado la “inmigración image_readtop_2015_335342_14284821111861746gye“이민계” (fondos recogidos por un grupo de amigos para ayudar a ahorrar una gran suma de dinero y marcharse al extranjero) para escapar de él. Jeong, un oficinista de 25 años, busca a otras personas para crear una inmigracion gye. Ya sea al norte de Europa, a Australia o Nueva Zelanda, un gye puede ayudar a sumar fondos y a compartir información. Jeong explica, “Algunos de mis amigos dicen que quieren hacer una inmigración gye y muchos parecen interesados. Pero para lograrlo se necesita tiempo y dinero que no tenemos, por lo que aún no hemos podido empezar”.

Como el profesor Kim apuntó, “Ver a cada vez más jóvenes usando un lenguaje de auto-desprecio y mofa, que incluso piensan en ‘escapar’ del país, es señal de que se está haciendo más difícil encontrar felicidad y oportunidad. Debemos crear una sociedad donde haya igualdad de oportunidades y reglas, de modo que cada persona sea capaz de competir”. 

Al final, y aunque sé que no resume la realidad de Corea, son jóvenes que han crecido con expectativas de vida equivocadas. Cuántos de nosotros no podemos comprar una casa, o compramos artículos de segunda mano o conducimos coches de 10 años… Y cuántos de nosotros tenemos amigos que han tenido que trasladarse al extranjero para buscar mejores oportunidades. Pero a pesar de todo, por nuestra crianza, nuestra forma de ver la vida, aún disfrutamos de los “momentos” significativos de la vida de otro modo. Tenemos las mismas preocupaciones en una sociedad menos rígida, más relajada. O quizás es que nos hemos “conformado” y ellos aún no. Es posible que seamos nosotros quienes hemos perdido nuestra visión y el ánimo a mejorar, mientras que ellos luchan de otro modo.

Si bien es cierto que la sociedad coreana se centra demasiado en el materialismo y la riqueza (solo hay que ver ese bingo… una de las frases es “pasa tiempo buscando ofertas online” o “tienes una TV de tubo o menor de 30 pulgadas”, ¿quién considera pobre en España a alguien así?), que hay muchos graduados universitarios optando al mismo tipo de puestos de trabajo (como ejemplo simple, cuántas veces habré leído que hay falta de cirujanos “reales” porque la mayoría de ellos no tienen vocación y solo quieren enriquecerse en clínicas de cirugía plástica)… hay muchos elementos que crean ese infierno Joseon al que hacíamos referencia. Comenzando por la educación, que convierte a cada niño en máquinas de competición y que nos les ayuda a expresar con libertad lo que esos niños realmente llevan dentro.

Esta es una reflexión simple, por descontado, creo que es un asunto espinoso y difícil de explicar y corregir. Pero, decidme, ¿qué os parece el tema a vosotros? ¿Creéis que podría haber una solución eficiente a largo plazo?

[@koreabang]


Related Posts with Thumbnails

8 Comentarios

Categoría Conociendo Corea / Tags: /

  • Alma

    Muy buen comentario, has plasmado todo lo que yo pienso. Yo
    soy de Guatemala y por lo que leo compartimos los mismos problemas que se viven
    en México y también la forma de enfrentarlos, no sé, pero a pesar de todas las
    muertes que ocurren a diario por la violencia, las desgracias naturales y la
    enorme desigualdad social, la mayoría de la población vive con alegría y
    tranquilidad su vida, puede que sea conformismo, pero qué importa si eso da
    felicidad, por algo nuestro país aparece entre los diez países más felices del
    mundo. Para nosotros lo más importante en esta vida es la familia y pasar
    tiempo con ella. Comprar una casa o un carro último modelo y tener un buen trabajo es importante y el deseo de cualquiera, pero tampoco vivimos obsesionados con eso como los coreanos, me da pena con ellos porque tienen todo para ser felices y no lo aprovechan, pero es su cultura y eso es muy dificil de contrarrestar

  • Sharon Sgga

    Yo creo que el problema de los jóvenes actuales en Corea, no sólo es algo que es único de allí pasa algo similar en latinoamérica donde viví y pasa lo mismo en EE UU donde vivo actualmente, nuestra generación se siente sin brújula, se nos ha enseñado desde pequeños que debemos ir a la universidad, conseguir un trabajo donde nos paguen bien, comprarte una casa etc etc etc pero los tiempos han cambiado y lo que se supone que debemos hacer no es en realidad lo que de verdad nos va a proporcionar una vida llamémosla “feliz” y “cómoda”, muchos jóvenes nos sentimos perdidos preocupados, no tenemos trabajo bien “remunerado” incluso después de haber terminado la universidad, ahora tener un título universitario no te garantiza que consigas un “buen trabajo”. Los tiempos han cambiado y nosotros como millennials también debemos de cambiar nuestra perspectiva de vida, confiar en nosotros mismos y buscar otras alternativas que nos hagan sentir plenos con nuestra vida personal y laboral, lo material no lo es todo.

  • http://siesdestino.com/ Kokoni

    Destaco el comentario

  • y@z!!

    ¡wow!, esta sociedad coreana de verdad me sorprende, siempre he quedado admirada por la forma es que se supieron levantar despues de una guerra y tener el nivel economico que tienen en solo 50 años, pero la forma de ser y pensar me tienen decepcionada. En México por ejemplo despues de 200 años de “independencia” el país ha ido avanzando a pasos de tortuga, nos abate una ola de inseguridad tremenda, por el narcotrafico, la corrupción, la crisis financiera, etc., pero a pesar de eso la gente se considera feliz, y aunque es cierto que la sociedad mexicana es fiestera, relajienta, sabe trabajar, sabe disfrutar de las reuniones en familia, si algo malo sucede lo tomamos con un dejo de humor, le sabe ver el lado bueno a las cosas y no se entristece ni maldice su condición, porque por mucho o poco que se tenga sabe ser agradecido.

    Y es ahi donde me pregunto ¿porqué se queja la sociedad coreana?, son muy afortunados, tienen todo para sentirse orgullosos de si mismos, sentirse felices con lo que han cocechado, necesitan saber valorar y no ser tan superficiales, porque la vida es muy corta para perder el tiempo en compararse con otros, sobre todo VIVIR.

  • Namja

    Una de las muchas obras que la cultura del país ha producido para ayudar a entender este fenómeno y sus contradicciones

    https://www.youtube.com/watch?v=GSpqg5ofLGk

  • Namja

    Imposible comentar todo lo que me viene a la cabeza en menos de 100 páginas… me quedo con la frase “los jóvenes han crecido con unas expectativas de vida equivocadas”. Un país que ha pasado de la hambruna de la posguerra a competir en el Top 10 mundial debe pasar al menos un par de generaciones digiriendo ese crecimiento explosivo. En el imaginario popular el éxito, la mejora personal y económica, un trabajo socialmente reconocido etc son casi irrenunciables. La escala de valores que tuvieron durante los últimos 50 años puede que no sirva para el siglo XXI. No es realista pensar que la RoK, aún siendo una economía hiperdesarrollada, puede dar cabida a las expectativas laborales de varios millones de universitarios.

    ¿Que la nueva generación vivirá peor que sus padres? Depende de como las compares
    ¿Que vivirán infinitamente mejor que sus abuelos? Segurísimo que SI

    Es solo la opinion de un emigrante pero creo que ha llegado la hora de aprovechar toda la prosperidad económica que construyeron las dos generaciones anteriores para evolucionar a una prosperidad social deshaciendose de los lastres de intolerancias, machismo, segregacionismo y demas cadenas que les atan.

  • Adriana Bonifaz

    Gracias al artículo puedo ver que he tenido el privilegio de recibir una educación en la que no importa competir.

    Entre Latinoamérica y España ya hay muchas diferencias, y entre Corea aún más. ¿Qué joven de mi país está preocupado de sobresalir en la vida o tener una situación cómoda? Que los hay, ni lo niego, pero la mayoría simplemente está viviendo. Y todos tenemos los mismos problemas, matrículas inalcanzables, un gobierno corrupto, poca confianza. Pero en ningún momento se nos ocurría simplemente rendirnos.

    Al final no se cuál es la respuesta correcta, si el conformismo, si el alegar por alegar, auto lamentarse, burlarse de ello.

    Aún entre las exigencias y el miedo podemos vivir felices, todo el mundo pasa por lo mismo, pero aún esas millones de cosas simples que quedan lo valen todo, un abrazo de un desconocido, ver mariposas en la calle, caminar sin rumbo y terminar en un café, reír con amigos, perder el tiempo. Aveces simplemente nos hace falta eso, recordar las cosas que nos hacen realmente felices.

    Gracias por el artículo, a sido agradable reflexionar sobre las cosas que estoy agradecida. Has hecho la noche de alguien algo así como. Un café con mucha azúcar; amarga, dulce y simplemente adictiva.’

  • lunnaris

    Ufff…vamos a ver, leyendo esto te das cuenta de que Corea y España, a pesar de los km que nos separan, tienen los mismos problemas al fin y al cabo. Y nuestra forma de afrontarlos es un poco diferente (quizá somos más de quejarnos del gobierno que de auto-despreciarnos como hacen ellos según este artículo), pero al final las consecuencias son las mismas: jóvenes que se marchan del país porque no les queda otra, otros que dependen de sus padres hasta la treintena, el conformismo que poco a poco ha ido calando en nuestra generación (“o lo tomas o lo dejas para el que viene detrás tuya”), trabajos mal pagados, y esa pérdida de la esperanza de que podrás encontrar empleo porque estás bien cualificado. Al igual que me gustaría que España lograse salir de esta crisis, también me gustaría que los coreanos dejasen de lamentarse y autoinculparse, porque al final se hacen más daño todavía y pueden provocar casos de depresión graves. Sé que es difícil lograr ese cambio de actitud, y más en una sociedad como la coreana, pero al final lo importante es ser feliz y disfrutar de la vida, ¿no?

    En fin, gracias por el artículo, me ha parecido muy interesante ver todas las cosas que tenemos en común con ellos y es una de las secciones que más me gustan del blog 🙂

  • Aviso

    En este blog puedes opinar libremente, pero respetando siempre las opiniones de los demás y de quienes escribimos en él.
    Si vais a tomar noticias/traducciones/… de la página os rogamos deis créditos claros, con enlace directo. Esperamos no ver nuestras palabras por otros blog, como si fueran propias.
    Licencia de Creative Commons
    Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

  • Subir