SeDient@s con talento: The kid who lost his smile

febrero 24, 2014 a las 23:04 , por Jeannelok

tumblr_mk9mbbblv81riav2to1_500

Kokoni ya ha dicho varias veces que a ella no le gusta subir fanfics al blog, y sólo lo hicimos una vez en el pasado. Hoy estábamos bromeando y la conversación ha terminado en un… pues vamos a publicar otro fanfic. Le he comentado que no hace mucho escribí uno de EXO y… aquí está.

Antes de que comencéis a leer, os daré varios avisos. Por un lado, la temática gira entorno a la relación de dos chicos (en este caso, Chanyeol y Baekhyun, miembros de EXO). Es decir, si de entrada esto no os gusta y os va a suponer un problema leerlo, no lo hagáis. Por otro, a mí EXO me gustaba, pero fue después de escribir esta historia que los redescubrí y esta vez de verdad así que si difiere un poco de la realidad vista por las fans, disculpad a mi mente anterior que los disfrutaba pero no conocía. Ah, y tengo muy mala memoria así que por si acaso avisaré de que puede contener lenguaje o escenas subidas de tono… pero vamos, lo dicho, que no me acuerdo jajaja.

Tras esto, como autora os pido que disfrutéis y espero vuestros comentarios. Acepto críticas constructivas, pero no destructoras, eh. Así que… venga, aquí os lo dejo:

The kid who lost his smile

Chanyeol-chan-yeol-35735910-1280-800

Imágenes pertenecientes a sus propios autores (créditos en ellas, las he extraído de google imágenes), fanfic obra de @Jeannelok, no sacar sin permiso o créditos. 

Seúl, Junio de 2011

Un grupo de doce muchachos se reunía en un bar, comiendo fideos y disfrutando de la mutua compañía. Algunos coreanos, otros chinos. Sin embargo, aunque al principio fue con algunas dificultades, llegados a ese punto se podían entender entre ellos sin problemas. Se encontraban celebrando esa noche que pronto debutarían como cantantes.Al fin y al cabo, se habían conocido siendo jóvenes preparándose para salir al público y conquistarlo. Estaban llenos de inseguridades y dudas, pero también de ilusión. Todavía faltaban varios meses para debutar, pero la gente ya estaba comenzando a conocerlos e incluso tenían fans.
Chan Yeol, uno de los miembros más famosos incluso antes de debutar oficialmente ante el público, se puso en pie. Como siempre, tenía una sonrisa amplia dibujada en su rostro redondo y juvenil.
-¡Vamos a comernos el mundo!-anunció, alzando su refresco. Min Seok, el mayor del grupo, le estiró de la pernera del pantalón para obligarle a bajarse.
-¿No estás exagerando?
-¡Hyung!-se quejó Chan Yeol, zafándose e inclinándose ante él- Tenemos que ser positivos para triunfar en la vida.
-Tiene razón-comentó Baek Hyun, otro de los chicos-. Las palabras condicionan a las personas, y esas cosas. Por eso es mejor que lo miremos todo desde una perspectiva favorable…
-Cuando crezcáis, os daréis cuenta de que no es tan fácil.-Yi Fan era uno de los miembros chinos. Todavía se le notaba tosquedad al hablar en coreano. Chan Yeol refunfuñó.
-Eres un pesimista, hyung. No dejaré de ser positivo por mucho que crezca. Eso no tiene que ver con la edad, ¡es por la persona!
-Sí-afirmó Yi Fan-. Pero a medida que la persona… la persona… crece, aprende. Y pasa por momentos buenos y otros que no lo son tanto.
-No puede haber momentos malos una vez debutemos, hyung. Ya verás que no.

Seúl, Octubre 2022

120525_1

Chan Yeol dejó las monedas sobre el mostrador, cogió el paquete de tabaco y salió al exterior. No hacía frío, pero ya tenía que ponerse manga larga si no quería resfriarse. Se ajustó el cuello de la chaqueta y se puso a caminar por las calles de la ciudad. Había quedado para cenar con una chica, quien se había echado atrás en el último momento, alegando que le había surgido un imprevisto y dejándolo colgado. Qué coincidencia que hubiera cancelado su encuentro cuando él le había enviado un mensaje para decirle que lo mejor sería pagar a medias la cena. Mientras encendía el cigarrillo, sonrió con pereza. Desde que usaba ese truco, podía contar con una mano las chicas que habían acudido a la cita. Solo con una de ellas, mantuvo algo parecido a una relación. No lo hacía porque no tuviera dinero, pues a pesar de haber dejado de ser famoso, ganaba bastante con las clases de guitarra y tenía incluso cierto renombre. No, solo quería comprobar cuáles valían la pena. Lástima que Song Mi se hubiera cansado de él al medio año de estar juntos y lo hubiera dejado por otro.
-Así que no tengo nada que hacer-le dijo a la nada, acabándose el cigarrillo. En realidad, no le entusiasmaba fumar, pero era agradable tener algo entre las manos cuando estaba nervioso o molesto-. Vaya-dijo, sorprendido, cuando su teléfono comenzó a sonar como si le hubiera entendido. Lo sacó del bolsillo y al ver quién le telefoneaba, todavía se quedó más descolocado- ¿Baek Hyun? Hacía dos meses que no sabía nada de ti…-dijo al descolgar.
-¡Ni yo de ti! ¿Por qué siempre esperas a que sea yo quien te llame?
-Porque siempre lo haces. Aunque esta vez has tardado mucho, ¿ya te habías olvidado de mí?
-Serás caradura…-hubo un breve silencio al otro lado de la línea- He intentado estirar lo máximo posible a ver si te dignabas a contactar antes que yo, pero ya veo que te importa tres pimientos lo que me suceda.
-Cada día pongo dos minutos de tu programa de radio para saber que estás bien, ¿necesito más que eso?-pudo imaginar a Baek Hyun masajeándose la sien y sonrió de medio lado, divertido- Eh, ¿por qué me has llamado?
-Ah… he estado hablando con los chicos. Queríamos reunirnos esta noche, aprovechando que Lu Han y Yi Fan están en Corea. Sé que es algo precipitado, pero ha sido todo decidido así a última hora.
-Está bien, de todos modos se me han truncado los planes, ¿dónde tengo que ir?
Al colgar, Chan Yeol no pudo evitar recordar viejos tiempos y se obligó a borrarlos de su mente. No valía la pena recordar esos días en los que había sido miembro de un exitoso grupo. Todo fue muy bonito al principio, pero poco a poco el sueño se truncó en una pesadilla. Le había costado mucho dinero en pastillas para el insomnio el vivir de esa manera, y sin embargo había aguantado por el contrato que había firmado. Una vez fueron haciendo el servicio militar, comenzado alrededor de cuatro años atrás, dichos contratos fueron expirando y él escogió dejar la música. Algunos de los miembros siguieron, otros se pasaron a la radio, programas, televisión… Se habían ido repartiendo. Los miembros chinos regresaron a su país de origen, donde seguían triunfando.
Él era el único que no habia seguido en el mundo del espectáculo. Lo único que le quedaba era su guitarra y conocimientos, que transmitía a los alumnos en la escuela que se había montado con dinero ahorrado de esos duros años de trabajo.
De vez en cuando se reunían, pero cada vez con menos asiduidad. La última vez había sido a principios de año para celebrar la salida de Se Hun, el miembro más joven, del servicio militar. Habían acudido la mitad de los que habían sido en el pasado, y todo había acabado en una discusión aunque por lo que sabía, pronto se solucionó.
Él no se entrometía en los problemas de los demás, y del mismo modo esperaba que nadie se inmiscuyera en los suyos.
Llegó al local el último, por lo que adivinó al verlos a todos sentados alrededor de una mesa. Habían pedido algo de comida ya e incluso la bebida, así que se sentó dispuesto a devorar tras sentarse al lado de Yi Xing y Kyung Soo. El primero no dejaba de viajar entre China y Corea participando en diversos programas de baile, mientras el segundo había sacado un álbum en solitario y era jurado en programas de música.
-¿Mucha faena?-le preguntó a Yi Xing, pues Kyung Soo estaba ocupado charlando con Baek Hyun. Lo primero que vio fue su famoso hoyuelo cuando sonrió. Recordaba que cuando eran compañeros de grupo, era muy guapo, y debía reconocer que al crecer se había hecho todavía más espectacular. Llevaba el cabello de color castaño claro, enmarcando su rostro. Chan Yeol había envidiado alguna vez en su juventud lo que Yi Xing provocaba en las mujeres, aunque con el paso del tiempo se dio cuenta de que no se quedaba atrás. Su belleza juvenil, que más emocionaba a las noonas que enamoraba a las jóvenes, había quedado atrás. Su rostro se había endurecido y alargado, y sus ojos tan grandes y expresivos ahora estaban enmarcados por unas ligeras ojeras. Sabía a ciencia cierta que ya no transmitían la inexperencia del pasado. Llevaba el cabello castaño largo y recogido en una coleta, más por la pereza de no ir a cortarlo que por saber cuánto gustaba a las mujeres. No eran pocas las alumnas que le habían confesado sus sentimientos.
-Un poco. Ya sabes, esto de los viajes a veces me descompensa un poco, ¿qué tal tú con las clases de guitarra?
-Bien, ya sabes…-dijo, quitándole importancia y cogiendo algo para comer. La charla no fue demasiado emocionante. La cena transcurrió sin problemas, hasta que Joon Myun capturó la atención de todos. El grupo que formaban se dividía en dos partes, la que promocionaba en China y la que lo hacía en Corea. Joon Myun había sido el líder de ésta segunda. Había seguido la carrera de cantante a la vez que se había hecho presentador de un famoso programa de variedades.
-La verdad es que esto es algo que Yi Fan, Min Seok y yo llevamos tiempo hablando, y va siendo hora de que os lo planteemos. Nos gustaría reunir a EXO. Regresar al panorama musical. He estado hablando con mi padre,y él invertiría en crear nuestra propia agencia. Yi Fan ya tiene conocimientos de cómo llevar una, y Min Seok ha estado en contacto con varios abogados y promotores. En principio, la crearíamos solo para promocionarnos a nosotros. Como os imaginaréis, uno de los primeros pasos sería comprar los derechos del nombre del grupo a nuestra antigua empresa. Al menos, a mí me haría gracia seguir siendo EXO.-el silencio se instaló en la mesa. Los palillos y los vasos se fueron dejando sobre la mesa y las miradas se intercambiaron. Poco a poco, aparecieron sonrisas y respuestas afirmativas que desencadenaron en risas. Solo Chan Yeol, al escuchar esa sarta de estupideces y fantasías infantiles, se mantuvo serio. Apretaba con fuerza los puños sobre las piernas, intentando mantenerse sereno.
-Ni de coña-musitó. El primero en escucharlo fue Kyung Soo, quien se volteó a mirarlo con esos dos enormes y redondos ojos que poseía-. Ni de coña-repitió, esta vez en voz alta-. Me niego. No pienso volver a ser parte de EXO, ni a ponerme en un plató de televisión. Esto que planteáis es muy bonito, ¿pero de verdad queréis regresar a esa vida?-se calló- Cierto…soy el único que la dejó de todo. Y desde luego, no pienso regresar a ella. No después de todo lo que he ganado estos años… no voy a tirarlo por la borda.
-¿De qué hablas, Chan Yeol?-preguntó Joon Myun.
-Lo sabes muy bien. Lo sabes…mierda. Me voy a casa, no me encuentro muy bien. Mi parte-añadió, sacando un fajo de billetes y dejándolo sobre la mesa-. Lo siento chicos. Nos vemos otro día.-sin darles tiempo a decir nada, se marchó del lugar.
-¡Voy a hablar con él!-anunció Baek Hyun- No os preocupéis por mí si no vuelvo, ¡eh, Min Seok hyung, préstame el dinero y mañana te lo devuelvo!-dijo, yendo tras Chan Yeol.
Alcanzó a su amigo en la siguiente calle. Aunque hubiera corrido, el paso de Chan Yeol era acelerado y sus piernas mucho más largas. Cuando se puso a su altura, le vio encendiéndose un cigarrillo. Se lo arrebató de las manos.
-Creí que lo habías dejado.
-Lo intenté. Dos días.-respondió, encogiéndose de hombros. Baek Hyun suspiró hastiado.
-Esa cosa te matará. Además, tu voz…
-Qué pesado con el tema. Baek Hyun, tengo treinta años y creo que puedo decidir bastante bien por mí mismo lo que hacer o dejar de hacerle a mi cuerpo. No me lo han prohibido mis padres, como para que me vengas tú a echar el sermón.-y diciendo esto, sacó otro cigarro dispuesto a encenderlo. Baek Hyun se lo volvió a quitar.
-Al menos no fumes mientras hablamos. Me gustaría no ahogarme por intentar mirarte.
-Eres un quejica-a pesar de todo, aceptó la petición-. Sin embargo, no hay nada de lo que tengamos que hablar. Podéis volver vosotros como EXO. Yo no tengo ganas de volver a subirme a un escenario.
-¿Por qué no intentas recordar lo bueno de esos momentos? La euforia que sentías mientras bailabas… A pesar de costarte tanto, te esforzabas día a día, ¿has olvidado la felicidad que te embargaba cuando lograbas aprenderte un baile?
-Déjate de melodramas, Baek Hyun. Me esforzaba porque cobraba por ello. Ni siquiera recuerdo qué me empujo a querer debutar en un grupo de música en una gran compañia. Perdí mi juventud allí. Al menos quiero disfrutar de lo que me queda de vida.
-No te creo, Chan Yeol…-la expresión del chico estaba llena de dolor. El aludido hizo caso omiso a ello.
– Pues tú deberías ser quien mejor comprendiera lo que siento. En esa época…-se calló. No hacía falta decir en voz alta lo que ambos estaban recordando.
-Chan Yeol, por eso sé que mientes. Ahora solo estás recordando lo peor de esa época, pero yo sé cuánto disfrutabas estando sobre el escenario. Estás desperdiciando tu talento dando clases a otros. Podrías explotarlo, ir más allá, mejorar, mostrárselo de nuevo al mundo. Deja de esconderte.
-Baek Hyun, no. Lo siento, pero no.
-Pero Chan Yeol…-dando a entender que daba por terminada la conversación, esta vez sí encendió el cigarro y se lo llevó a la boca. Clavó los ojos en los de su amigo, que tan tristes parecían siempre por la forma caída que tenían- No voy a permitirlo, Chan Yeol. No voy a dejarlo así-no respondió-. EXO no puede regresar sin ti.

Seúl, Agosto de 2014

large

Chan Yeol lanzó lejos la camiseta sudada. Tenía todo el cuerpo pegajoso, y lo único que quería hacer en esos momentos era meterse en la ducha. Llamó a la puerta del baño con insistencia. Qué poca gracia le hacía que en la compañía hubieran tenido problemas con las cañerías y les tocase ducharse en casa después de ensayar, cuando eran seis solo para un cuarto de baño. Echándolo a suertes, le había tocado ser el último después de Baek Hyun. En el dormitorio del grupo chino estaba Min Seok, así que ni siquiera iba a tratar de ir allí porque tendrían para rato, ya que era el que más tardaba siempre duchándose.
-Baek Hyuuuun, que me estoy desnudando en el pasilloooo.-clamó, desesperado. Su propio sudor se estaba volviendo incómodo.
-Chan Yeeeeol, no seas pesadoooo.-fue la respuesta al otro lado.
-Baek H…
-¡Entra y nos duchamos juntos, leches!-la respuesta había cogido a Chan Yeol de imprevisto, así que se quedó pensativo durante unos segundos. Luego se encogió de hombros, pensando que algunos de sus miembros a veces se duchaban juntos, y que no habría mucha diferencia a cuando lo hacían en la compañía. Cogió la camiseta que había lanzado al suelo y sujetando también una toalla, abrió la puerta. Le recibió el vapor del agua caliente y se preguntó por qué Baek Hyun no podía bañarse con agua fría con el calor que hacía.
Comenzó a quitarse el resto de ropa hasta quedarse del todo desnudo y asomó la cabeza en la ducha. El cuerpo pequeño, en comparación con ell suyo, de Baek Hyun, apareció entre el vapor. Chan Yeol tragó saliva, sintiendo un hormigueo repentino en la barriga. No recordaba haberse sentido así antes, y aunque no era doloroso ni desagradable, le incomodó. A pesar de todo, comenzó a meterse en la ducha. El agua caliente tocó su hombro y cabeza, pero de repente no le incomodaba. Había olvidado el calor.
-Eres un pesado-le dijo Baek Hyun. Él abrió la boca para volver a cerrarla y apartó la vista. Por alguna extraña razón, comenzaba a sentirse incómodo ante la situación. Se vio obligado a acercarse más a su amigo-. Solo me queda enjabonarme el cuerpo, pero ya que estás ahí podrías pasarme la esponja por la espalda.
-¿Quién, yo?-dijo con una voz más estridente de lo que habría querido.
-Chan Yeol, ¿estás bien? Y ponte más para aquí, ¿no querías quitarte el sudor?-Baek Hyun lo agarró del brazo y lo empujó más hacia sí para que acabase de quedar empapado por el agua. Chan Yeol se dio cuenta de que había sido un error haberse metido en la ducha con su amigo. Nunca se había sentido atraído por él, pero lo que le estaba sucediendo era sin duda que le gustaba verlo desnudo. Y no, no era nada normal sentirse así.
-No…no me encuentro muy bien.-se estaba mareando. El calor del vapor y el agua caliente, las sensaciones… necesitaba salir de allí con urgencia.
-Chan…¡Chan Yeol!-gritó Baek Hyun, agarrándolo antes de que se cayera. Cerró el grifo y todavía con jabón en el cuerpo lo sacó de la ducha- ¿Chan Yeol, puedes sostenerte en pie?-él asintió con la cabeza. El contacto lo estaba matando… ¿había ardido siempre tanto la piel del otro chico?-Vamos, tápate con la toalla y vamos a la cama.
-No, a la cama no…
-Pero debes tumbarte o te desmayaras.
-Ah…sí. Vale. A la cama.-se sintió estúpido por haberse alterado al escuchar la palabra. En cuanto ambos se pusieron sus respectivas toallas alrededor de la cintura, salieron de la ducha. El resto de miembros habían ido hasta allí al escuchar a Baek Hyun gritar su nombre y se apresuraron en ayudarle a caminar hasta el cuarto más cercano. En cuanto dejó de sentir la piel de Baek Hyun sobre la suya se había sentido mejor.
A partir de entonces, su relación con Baek Hyun cambió. Poco a poco, se dio cuenta de que su amigo le gustaba de otra manera a como apreciaba a los demás miembros. Nunca supo cuándo había comenzado a sentirse así, pero sí que verlo en la ducha y estar tan cerca de su piel había sido el pistolazo de salida para darse cuenta de que algo le sucedía con él.

Chan Yeol aguantó durante un par de meses ese sufrimiento, pero un día llegó a su límite. Él y su compañero se habían quedado solos en la furgoneta tras acabar con unas actividades. Su mánager había salido a buscar a los demás, quienes se habían rezagado por razones ajenas a ellos. Baek Hyun le preguntó por qué se sentaba en el asiento más alejado de él, pero Chan Yeol no respondió ni la primera ni la segunda vez.
-Allá tú…-musitó al final Baek Hyun, decidido a ignorarlo. Chan Yeol apretó los puños sobre las piernas, tomando aire y una importante decisión.
– Me gustas.
-¿Qué?
– Que me gustas. Y ya no puedo evitarlo. No hay necesidad de que me lo guarde para mí mismo, así que aquí estoy confesándotelo. Te aseguro que no me resulta nada fácil, pero mira no podía seguir callándomelo por más tiempo. No hace falta que digas nada.-se dio prisa en añadir. Baek Hyun no parecía dispuesto a hacerlo en realidad. Se quedó en silencio, meditando las palabras del otro chico. Abrió y cerró la boca un par de veces. De repente, los demás chicos llegaron y ellos no pudieron seguir con el tema de conversación.
Días más tarde, Baek Hyun se había acercado a él. Tenía la vista perdida porque estaba pensativo. Chan Yeol dejó de lado el videojuego y le escuchó con atención. A sus oídos ya no llegaron los ruidos que hacían los demás miembros mientras recogían la cocina o charlaban. Toda su atención se centró en Baek Hyun.
-Quería hablar… sobre lo del otro día.
-Ajá…- Chan Yeol comenzó a notar cómo le embargaba el nerviosismo. Hizo acopio de fuerzas para escuchar con atención lo que el otro chico tuviera que decirle.
-Yo nunca…había pensado… Ya sabes, en ti de esa manera. En ninguno de vosotros, en realidad. Pero desde que te confesaste-pareció costarle decir esa palabra- no dejo de pensar en ti. Creo que a causa de eso, estoy comenzando a verte de otra manera. No puedo… no puedo decirte que me gustes, porque no es así ahora mismo. No de esa manera. Pero sí que tomaré muy en serio tu confesión.
Las palabras de Baek Hyun sonaron casi a magia en sus oídos. No le gustaba del mismo modo, pero algo estaba cambiando dentro de él… ¿y si en poco tiempo acabasen siendo más que amigos?
-Esperaré a ver si hay algún cambio.
-Gracias.
-De nada.- parecían dos robots hablando. Tras ese innecesario agradecimiento, regresó el silencio. Baek Hyun miró hacia los lados, sin saber qué hacer, y al final optó por marcharse y dejar de nuevo a Chan Yeol a solas con sus videojuegos.

Seúl, Octubre 2022

Baek-Hyun-byun-baek-hyun-35011815-426-640

Chan Yeol se despidió de sus alumnos cuando acabó la clase. No tenía nada que hacer en toda la tarde. Iba a ser otro aburrido día tirado en el sofá viendo la televisión como único entretenimiento. Justo cuando estaba dispuesto a ir a por algo de cena rápida, su teléfono sonó. No le hizo falta mirarlo para saber quién era.
-Baek Hyun, no voy a…
-Mira delante de ti y súbete en el coche-al escucharlo, volteó la cabeza y vio a su amigo esperándolo en frente. Chan Yeol colgó suspirando frustrado e intentó ignorarlo. Baek Hyun salió del vehículo y lo cogió por el brazo. Aunque era bastante más bajo que él, también tenía más fuerza-. Vamos, quiero que vayamos a tomar algunas copas juntos.
-Si esto es una estratagema para…
-No lo es-le aseguró-. Sólo quiero pasar un rato con mi buen amigo.
Chan Yeol sabía que era mentira, pero de todos modos no podía negarse a unos tragos con Baek Hyun. Desde luego le haría pagar por ellos. Fueron hasta un bar al aire libre y pidieron una botella de soju. Por suerte, la mayoría de presentes eran hombres de mediana edad que no tenían ni idea de quién era su amigo. Desde luego a él ya no quedaba casi nadie que lo recordase.
– ¿Sabes? Aún seguimos recibiendo cartas de fans-lo sabía. No tendría que haber ido. Y de todos modos, se quedó en silencio, bebiendo y escuchando-. Nos echan de menos. A todos. Preguntan mucho por ti, qué haces… algunas dicen que fueron a tus clases solo por verte.
– Sí, conozco a unas cuantas de ellas…
-Quieren volver a vernos. Pero no te digo esto por los fans… sé que tú quieres regresar al escenario. Me da igual cuánto te esfuerces en ocultarlo. Puedo leer en tus ojos.
-No me jodas, Baek Hyun, ¿qué dices que lees en mis ojos? Porque lo único que tengo ahora mismo en la cabeza es lo rico que está este soju.
– Por unas malas experiencias, estás lanzando por la borda aquello por lo que tanto luchaste, ¿te das cuenta?
– ¿¿Unas cuantas experiencias?? Desde el principio… al final parecerá que soy el único que pasó por ellas, ¿o es que ya no recuerdas el accidente en la boda de tu hermano? ¿O cuando te decían que tenías que adelgazar porque estabas gordo? ¿O…?
– ¡Para, detente! Estás dando golpes bajos-le acusó-. Es obvio que recuerdo todo eso y mucho más, ¿cómo voy a poder olvidarlo? Aún hoy en día me siento culpable por estropear la boda de mi hermano, y no puedo evitar controlar mi peso sin engordar ni un gramo. Pero eso no quita que donde más disfruté en el pasado fue con vosotros en el escenario… además, dime Chan Yeol, ¿qué piensas hacer con tu vida? ¿Enseñar guitarra hasta que se te caigan los dedos? ¿Cuánto ganas al mes? ¿Cuánto tiempo más podrás vivir así?
– Hasta que aguante. Ya me casaré con una mujer rica o algo.-vio el rostro de Baek Hyun oscurecerse. Se llevó otra copa de soju a la boca.
– Chan Yeol…
– ¿Me quieres forzar a regresar a aquello?
– ¡No quiero forzarte! Estoy intentando abrirte los ojos a lo que no recuerdas, o no quieres recordar. Las cosas buenas.
– El dinero.
– No hablo de dinero y lo sabes. Me refiero al sentimiento que te embargaba sobre el escenario.
– Ese sentimiento quedó en el olvido hace mucho tiempo, Baek Hyun. Demasiados sentimientos en mí quedaron en el olvido gracias a un puñado de niñas en celo. Las mismas que te decían un día que te querían, te escupían a la espalda al siguiente. No gracias.
– ¿De verdad…no queda ninguno de esos sentimientos?
– Ninguno.-y se acabó otra copa de soju. Pudo ver en los tristes ojos de Baek Hyun que algo se rompía en su interior con esas palabras, y se sintió el peor perdedor, mamarracho y gusano asqueroso del planeta. Estaba mintiendo tanto que le ardía el pecho.

Cuando Chan Yeol llegó a casa, se dejó caer sobre la cama desabrochándose la camisa porque estaba sofocado. Había enviado a Baek Hyun a casa en taxi, pues su amigo había comenzado a beber sin medida después de su charla, y él no se fiaba de subirlo hasta su casa. Se quedó pensativo, observando el techo.
Cada una de las palabras que le había dicho Baek Hyun se le clavaban en los oídos y dentro, pero no podía evitar responderle siendo mordaz. Sabía cuál era el problema de todo aquello, pero no quería admitirlo. Colocó un brazo sobre los ojos, notando cómo empezaban a arderle.
Baek Hyun había sido la persona a quien más había querido, su confesor, a quien le contaba todo. Llegó un momento en que solo escuchar su voz le tranquilizaba. Pero eso había acabado, y ya no tenía a nadie a quien confiarle esos temores. Lo único que quería era que le dejasen en paz y así seguir haciendo su vida tal cual, sin jaleos, solo pasar cada día como otro más…
Odiaba esa vida.
En esos momentos, odiaba cualquier tipo de vida.
Se levantó de golpe y fue hasta el baño. Vomitó una y otra vez, vaciando el estómago de todo lo que había bebido sin haber probado bocado para evitar lo que estaba sucediendo. Por suerte, tenía buen aguante y por norma general no acababa borracho. Cuando acabó de vomitar, se dejó caer al lado del baño. El sabor que tenía en la boca era muy degradable, sin embargo le faltaban las fuerzas para ponerse en pie y limpiarse los dientes.
-Es por tu culpa que no puedo evitar beber tanto…maldito seas, Baek Hyun… Mierda…-murmuró, sujetándose la cabeza con una mano. Volvía a tener ganas de vomitar.

Seúl, Diciembre de 2014

tumblr_static_tumblr_mr3eufjgsq1s54jpno1_500

Baek Hyun les llamó para que salieran del estudio de grabación porque estaba nevando. Chan Yeol fue el primero en salir al exterior y se llenó los pulmones con el frío del aire. Era agradable. Después se agachó e hizo una bola de nieve, lanzándosela a su amigo. Se rió a carcajadas cuando el otro se quejó por ese ataque de imprevisto, pero pronto se lo devolvió. La gente del edificio los miraba divertidos y poco después algunos de los otros miembros se unieron a ellos. Por desgracia, el mánager no tardó en llegar y pedirles que subieran a la furgoneta.
-Se acabó la diversión.-lloriqueó Baek Hyun. Chan Yeol le pasó una mano por el cuello mientras caminaban.
-Lo bueno, si breve…-dejó en el aire el resto de la frase. Aún se ponía nervioso al tocar a su amigo, sin embargo había aprendido a controlar las emociones que le embargaban al hacerlo. Cuando llegaron a casa y subieron al ascensor, Min Seok se colocó entre ambos. Fue entonces cuando Chan Yeol se fijó en que estaba más pálido de lo que era normal y que cuando habían jugado en la nieve, no se había unido.
-Hyung… ¿te sucede algo?-le preguntó. El aludido intentó levantar la cabeza, pero pareció desistir- ¡¿Hyung?!-se alarmó, agarrando a su amigo del brazo.
-Llevo todo el dia…un poco… indispuesto…-musitó el chico, todavía siendo capaz de dibujar una sonrisa. Al ver lo que sucedía Baek Hyun le ayudó a sujetarlo y cuando llegaron a su planta los demás enseguida abrieron la puerta del piso de los miembros de la unidad china y llevaron al joven hasta el sofá del comedor. Lo tumbaron con cuidado.
-Voy a llamar a un médico.-anunció el mánager.
-Yo voy a por paños y agua, está ardiendo.-anunció el más joven de todos, Se Hun.
-Será mejor no atosigarlo-comentó Yi Fan-. Debe ser un resfriado. Ya nos encargamos nosotros. Volved a vuestro piso, os iremos informando.
-Pero…-intentó decir Chan Yeol, sin embargo Joon Myun le interrumpió y negó con la cabeza, dándole la razón al otro líder. Al final los seis miembros del grupo coreano salieron de allí y fueron a su piso.
Mientras que los demás pronto se esparcían por aquí y por allá para hacer sus cosas, Chan Yeol y Baek Hyun se sentaron en el sofá del salón, frente al televisor pero sin encenderlo.
-Me ha asustado-admitió Chan Yeol. Ambos tenían clavada la vista al delante-. Estaba tan pálido… me siento mal por no haberme dado cuenta antes.
-Fuiste el único en notarlo. Pobre hyung, estuvo disimulando toda la mañana…
-No es la primera vez que nos encontramos con situaciones así. Como la última vez fue Jong In, y tuvieron que ingresarlo y todo por el apendicitis creí que sería algo así. Al menos hemos descartado que sea nada de eso porque ya ha dicho que no tenía dolores en la barriga.
-Esa vez Jong In, a pesar del dolor, bailó hasta que salimos del escenario como si le fuera la vida en ello. Verle me dio más coraje y fuerzas para seguir.
-Puff… si algún día te llego a ver a ti así… me puede dar algo.-admitió, dándose demasiado tarde cuenta de lo que había dicho. Se volteó a ver a Baek Hyun, notando el calor subir hasta sus orejas. Sin embargo, el otro chico seguía con la vista clavada en el televisor.
-¿Sabes qué, Chanyeol? Creo que yo también… si te viera en esa situación… me daría algo.-su voz fue débil y avergonzada, sin embargo la escuchó a la perfección.
-¿Qué…significa…eso?-preguntó, marcando con fuerza cada una de las palabras.
-Que sin darme cuenta, he acabado correspondiendo a tus sentimientos, ¿tú aún sientes lo mismo por mí, Chan Yeol?-sin darse cuenta, a medida que escuchaba a Baek Hyun se había ido acercando a él.
-No, no Baek Hyun. Más, me gustas más.
-¿Y ahora qué?
-¿Ahora qué?-Chan Yeol se alejó de él y estiró la cabeza para comprobar que ninguno de sus compañeros estaba cerca. Tras confirmarlo se volvió de nuevo a él- Ahora algo que llevo demasiado tiempo deseando hacer.-y acercándose de nuevo a él, le robó un rápido y casto beso. Baek Hyun abrió mucho los ojos y los fijó en él cuando se separó.
-Creo que te voy a pedir más de esos.-Chan Yeol rió al escucharle decir eso.
-No hará falta que me los pidas. Te los daré de buen grado, y mucho mejores.
Los días siguientes estuvieron llenos de diversión y nervios. Tras la rápida recuperación de Min Seok, Chan Yeol y Baek Hyun se centraron en poder tener encuentros fortuitos y en besos robados. Era tan difícil quedarse a solas, que cuando lo hacían y lograban entregarse el uno al otro lo disfrutaban el doble o el triple de lo que creían normal.
A Chan Yeol le gustaba sobre todo ponerse en el pasillo con Baek Hyun y cuando no había nadie en él, besar a Baek Hyun con todas sus fuerzas. Sentir la emoción de poder ser cazados y los labios y la lengua del otro junto a los suyos era tan excitante que no podía evitar repetir a los pocos minutos. Baek Hyun en cambio disfrutaba más cogiéndole de la mano cuando se sentaban juntos en el sofá, aunque estuvieran los demás, o paseando sus dedos por las piernas o los brazos de Chan Yeol. Pero sin duda, lo que más le gustaba a ambos era abrazarse y apretarse, como si así fueran a fundirse.
La primera vez que intentaron ir más allá, fue un auténtico desastre. Como les habían programado una aparición en la radio a ellos dos solos, regresaron a casa antes que nadie. Les faltó solo dirigirse una mirada al sacarse los abrigos cuando llegaron a casa y la vieron vacía, para lanzarse el uno sobre el otro a besarse. Chan Yeol atrajo hacia sí con fuerza a Baek Hyun y en algún momento acabaron tumbados en el suelo.
-Me duele la espalda.-dijo Baek Hyun en algún punto. Chan Yeol sonrió mientras se levantaban, y se siguieron besando. Abrió la puerta con un pie y se tumbaron sobre la primera cama que se cruzó por su camino. Chan Yeol empujó al otro chico sobre ella y se sacó la camiseta. Se puso sobre él y le metió una mano bajo la camisa, dispuesto a arrancársela también. Necesitaba volver el cuerpo desnudo de Baek Hyun, su pecho bajo el suyo. Al sentir su mano el otro chico se estremeció ante el tacto y se despojó por sí mismo de la molesta ropa.
Chan Yeol seguía besándolo con ansia, preguntándose cómo a pesar de las veces que lo había besado, podía seguir siendo igual de maravilloso y emocionante. Se desabrochó el pantalón, dispuesto a dar un paso más allá, a hacer lo que había leído en libros y visto en películas.
El deseo murió con el sonido del timbre de la puerta. Al escucharlo, Chan Yeol dio un paso hacia atrás y observó con apuro a su pareja. El timbre volvió a sonar, y fuera escucharon a Se Hun de que habían cerrado la puerta por dentro y que los demás no podían entrar.

Seúl, Noviembre 2022

tumblr_m67e0uwFfq1qm9s1po1_r1_500

Cuando despertó esa mañana, Chan Yeol deseó que el pesado de Baek Hyun estuviera allí dándole la lata con el tema de volver a ser EXO. Tenía la frente… no, en realidad todo el cuerpo perlado de sudor, tiritaba y le dolía todo. En su mente apareció un recuerdo del enfermizo Min Seok en el ascensor, pálido y débil y se sintió identificado con ese momento, solo que él estaba solo. Alargó el brazo buscando el móvil, pero le pesaba todo y le costó lo que pareció una eternidad alcanzarlo. Justo en ese momento llegó un mensaje, sin embargo se sintió incapaz de leerlo. Intentó marcar algún número al azar, pero al final se quedó sin fuerzas y cerró los ojos, adormilado.
Volvió a abrir los ojos un par de horas más tarde. Seguía encontrándose como si le atravesaran con mil agujas y no era capaz ni de tomarse la fiebre, aunque suponía que debía ser bastante alta. Chan Yeol no estaba acostumbrado a enfermarse, porque cuando lo hacía, era a lo grande.
-Maldita sea…-cogió el teléfono, que descansaba a su lado, y esta vez sí fue capaz de llamar a su amigo. No hubo respuesta. Maldijo de nuevo. No sabía a quién llamar.
Probó tres horas más tarde, cuando parecía estar un poco mejor. Al fin escuchó la voz de Baek Hyun al otro lado.
-Tío… me siento… como si me hubiera bañado…en soju.
-¿Qué dices? ¿Chan Yeol? ¿No has leído mi mensaje?
-Baek Hyun… hielo…
-¿Chan Yeol? ¿Chan Yeol estás bien?
-Tan bien como si… me hubiera pasado un camión por encima.-le costaba incluso hablar.
– ¡¿Estás enfermo?!
-Un poco… Mucho.
Baek Hyun colgó sin decirle nada. Cuando volvió a abrir los ojos, no sabía cuánto tiempo después, notó la frente húmeda y vio a su amigo intentando quitarle la ropa.
-¡¿Estás despierto?!
-¿Por qué me desnudas?
-¡Para bajarte la fiebre! Estás ardiendo, no he encontrado el termómetro pero supongo que rondará los 39 grados y medio. Te había enviado un mensaje esta mañana para decirte que iba a estar trabajando todo el día y no podría atender el teléfono…lo siento.
-No… no te disculpes.
-Vamos al hospital, Chan Yeol.
-Ni de broma, sabes que odio ese lugar.
-Pero…
-Tú hazme de enfermera, que yo me ocupo de… recuperarme rápido.-a pesar de todo, y valiéndose de que Chan Yeol estaba demasiado débil para quejarse, llamó a un doctor que pronto estuvo allí. Le miró de arriba abajo y habló con Baek Hyun antes de marcharse. Éste se sentó sobre la cama tras acompañar al hombre a la puerta.
-Chan Yeol, voy a bajar a buscar las medicinas, no tardo nada. El doctor ha dicho que tienes la gripe y que siga poniéndote paños fríos por el cuerpo. Haz el favor de no moverte hasta que vuelva.
-La llave… en mi bolsillo…
-No seas tonto, ¿no recuerdas que tengo una copia? ¿Cómo crees que he entrado antes?-cierto. Baek Hyun era el único al que se la había dado a parte de sus padres. Chan Yeol alargó el brazo y lo puso sobre el hombro del otro chico. Al menos parecía estar recuperando las fuerzas suficientes como para moverse.
-No tardes.
-No lo haré.
Baek Hyun cumplió su promesa y al poco rato de marcharse ya estaba allí. Le preparó unas gachas y se las llevó junto a la medicina. Le ayudó a incorporarse y le sujetó el bol, pero al ver que no era capaz de meterse más de dos cucharadas seguidas en la boca por sí mismo, Baek Hyun comenzó a alimentarlo. Por su parte, aunque la garganta le dolía mil demonios, no se quejó en ningún momento y saboreó agradecido cada una de las cucharadas. Tras tomarse la medicina, volvió a tumbarse.
Baek Hyun le había ayudado a cambiarse el pijama, limpiándole el sudor de cada rincón del cuerpo con un paño de agua fría.
El teléfono de su amigo comenzó a sonar cuando estaba a punto de quedarse dormido, de todos modos se mantuvo con los ojos cerrados aunque escuchando lo que decía.
-Sí…lo siento… fue una urgencia. Gracias por sustituirme. Ya… lo sé, sé que la grabación era en directo, ¿eso te han dicho? Vaya… mañana iré a disculparme como se debe de nuevo. Siento haberte causado tantos problemas. Es que… es alguien muy especial e importante para mí. Eh… ¡no, no es ninguna chica! Es sólo… déjalo. Te debo una cena. Sí, sí, una gran cena. Buenas noches.
Chan Yeol quiso sentirse mal por haber metido en problemas al otro chico, sin embargo no pudo evitar emocionarse al pensar que había dejado a medias un programa por ir a ayudarlo.
-¿Duermes?
-No, aunque quería.
-¿Estás mejor?
-Sí… creo que sí.
-Menos mal-le escuchó suspirar y abrió los ojos, viéndolo sentarse en la silla que había al lado de su cama-. Cuando me has llamado me he asustado mucho. No recuerdo haberte visto nunca tan enfermo.
-Gracias por… ya sabes.
-¿Me estás dando las gracias? ¿Tú? Vaya, creí que habías olvidado cómo hacerlo.
– Pues aún te tengo que pedir otro favor. Coge mi teléfono, hay un mensaje que tengo grupal con mis alumnos. Diles que mañana no habrá clase.
-Es un poco tarde para andar enviando mensajes, hombre…
-Que se jod… aguanten, que son jóvenes y seguro que están despiertos-pudo ver a Baek Hyun sonreír y cumplir su favor-. Oye… esto que voy a decir, sólo lo diré una vez. Es por culpa de la fiebre, ¿vale? Así que no te crees falsas esperanzas. Pero mira que… que me pensaré lo de volver a EXO…
-¡¿En serio?!-vio la esperanza y la ilusión dibujarse en el rostro de su amigo y sintió que se le aceleraba el pulso. Se mordió el labio, consternado.
-Sólo… pensármelo.
-Tras un mes, es lo más positivo que me has dicho sobre el tema, así que me doy por complacido de momento.
-Es que eres un pesado.
-Sí, pero al menos vas cambiando de opinión.
-Voy a dormir un poco…-Baek Hyun asintió con la cabeza, todavía sonriendo. Chan Yeol, antes de voltear la cabeza y cerrar los ojos, levantó la mano y lo señaló- No te vayas.
-Seguiré aquí cuando despiertes.
En los sueños de Chan Yeol aparecieron imágenes de él y su amigo. De cuando estuvieron juntos, de los abrazos y los besos. De las eternas charlas a solas, donde Chan Yeol le confesaba que esa vida era demasiado dura para él y que sufría.

Seúl, Febrero 2015

Chan Yeol apretó entre sus brazos a Baek Hyun con toda la fuerza que poseía. Necesitaba sentirlo cerca para olvidarse de todo lo demás. Estaban en su cuarto, y le daba igual si entraba alguno de sus compañeros de imprevisto, porque o abrazaba al otro chico o se echaría a llorar de pura rabia.
Baek Hyun se dejó estrechar, acariciándole con cuidado la espalda, arriba abajo, moviendo la mano. Apoyó la cabeza en su pecho.
-Te acomodas tan bien a mis brazos…-no pudo evitar decirle. Baek Hyun rió- Baek Hyun… quiero dejar de ser cantante… ya sé que no puedo porque tengo un contrato que cumplir… pero en serio, cuando haga el servicio militar dejaré esto.
-¿Ha vuelto a suceder algo, verdad?
-Las fans, las anti fans… no sé qué es peor. O te acosan, o te odian por respirar. Se meten contigo si llevas un pelo mal puesto o una arruga o mancha en la ropa. Es asqueroso que se queden a las puertas del edificio buscando incluso cabellos nuestros en el suelo, ¿qué piensas, clonarnos?
-Esos clones seguirían sin ser tan geniales como nosotros.
-No estoy de broma, Baek Hyun. Yo… ya no soy yo. No recuerdo al viejo Chan Yeol, el que sonreía todo el rato. Me da miedo mirarlas… me da miedo hablarles o escucharlas. Tengo miedo de que se acerquen a ti. No quiero seguir viviendo atemorizado.
-Odio que te estén haciendo tanto daño…-musitó Baek Hyun- Pero no quiero que dejes la música, es tu pasión. Y cuando estamos todos juntos… no hay momento en el que me sienta más completo a cuando estamos todos juntos. Bueno sí, cuando estoy contigo, abrazándonos.
-Estos momentos son los que me hacen resistir…

Seúl, Noviembre 2022

-Chanyeol-chan-yeol-35504355-500-330

Chan Yeol no quería seguir recordando esos sueños. No, porque sabía que llegaría al momento en que se dijeron adiós y rompieron la relación. No era que no se quisieran, pero el servicio militar, la distancia… tomaron esa decisión porque ambos estaban sufriendo demasiado. Chan Yeol creyó haberle olvidado del todo, pero era obvio que no era así.
-Baek Hyun…-musitó, al abrir los ojos y encontrárselo a su lado. El chico se había quedado dormido en la silla, con la cabeza a su lado. Parecía una escena salida de un libro… ¿por qué no hacer que continuase siéndolo? Sacó la mano de debajo de la sábana y acarició con cuidado la nariz del otro chico, quien la arrugó sin despertarse. Paseó los dedos por su mejilla y fue hasta su boca. Se detuvo- Baek Hyun… Baek Hyun despierta…
-¿Eh? ¡¿Eh?! ¿Sucede algo, te duele algo?-el chico pegó un brinco, alterado. Chan Yeol negó con la cabeza.
-Baek Hyun. Yo…-se enderezó. Sentía que había recuperado todas sus fuerzas sólo para decir eso- Baek Hyun, yo… joder, qué difícil es esto. Mira, que no puedo aguantarme más. Acércate-extrañado su amigo volvió a sentarse y arrimó la silla. Chan Yeol le indicó que se acercase más, y cuando lo hizo le pasó una mano por la nuca y lo atrajo hacia sí, besándolo. Le daba igual si el otro tenía alguna relación o no, si aún le quería o ya le había olvidado. La agonía de no poder volver a sentir su boca era peor que estar sediento en un desierto. Lo sostuvo con fuerza de la nuca, impidiéndole escapar y le besó como una bestia, volcando todo el tiempo de frustración y deseo. Siguió besándolo a pesar de que notaba que le faltaba el aire y que Baek Hyun apoyaba las manos sobre su pecho para intentar apartarse de él. Lo besó hasta que se dio cuenta de una cosa y se separó de él- ¡Mierda! ¡Lo siento, te voy a pegar la gripe!- jadeando y con las mejillas sonrojadas, el otro chico lo miró incrédulo ante lo que acababa de escuchar.
-Después de lo que acabas de hacer… ¿eso es lo único en lo que piensas?
-Odiaría que te enfermases por mi culpa.
-Como que me iba a importar.-Chan Yeol tenía los sentidos tan ralentizados, que cuando se dio cuenta Baek Hyun estaba sobre él en la cama, apoyando las manos sobre sus hombros. Como volvían a faltarle las fuerzas, se dejó caer hacia atrás. Esta vez fue Baek Hyun quien lo besó con desesperación contenida. Cuando acabaron, se tumbó a su lado, pasándole un brazo por encima del pecho.
-Pensé que nunca volvería a besarte.
-Me moría porque lo hicieras-rió Baek Hyun-, ¿te has pensado ya lo de volver a EXO?
-No rompas el momento…
-Significaría volver a pasar mucho tiempo juntos…
-Eh, eso es un golpe bajo.
-Solo te digo que lo tomes como otro aliciente.
-Si me vuelves a besar quizá siga pensándomelo…-al escucharlo, Baek Hyun le dio un beso en la mejilla.
-De momento, sigamos durmiendo. Estoy demasiado a gusto abrazándote…-dijo, bostezando.
Chan Yeol cerró los ojos, preguntándose si de verdad las palabras de unas desconocidas podrían tener más peso en su vida que esa agradable y estimulante sensación que le embargaba.
Seúl, Diciembre 2023

tumblr_m7x9clrYp31qhmxnlo2_1280

Mientras luchaba por encontrarte, tú quien no podía ser vista. Mientras luchaba por escucharte, tú quien no podía ser escuchada. Puedo ver cosas que no vi antes, puedo escuchar cosas que no escuché antes. Después de que me dejases, creí con un poder que no tenía antes. El yo egoísta que sólo pensaba en sí mismo, el olvidadizo yo que no conocía tus sentimientos. Yo mismo no puedo creer que haya cambiado tanto. Tu amor sigue moviéndome así.-aunque Miracles in December era una canción que habían sacado para cuatro voces, la habían adaptado esa vez para poder cantarla todos juntos. Los doce miembros de EXO se encontraban juntos sobre el escenario cantando ante un gran gentío de fans que escuchaban atentas, entre lágrimas y gritos. Hacer un trato con su antigua compañía les había tomado más de tres meses, pero al final habían llegado a un acuerdo. Los primeros años sería duro, porque debían darles parte de sus ganancias por los derechos de autor de las canciones, no obstante valía la pena así que aceptaron.
Cuando la canción terminó, todos dedicaron una reverencia y acogieron los aplausos con ganas. Una gran parte de ellos salió del escenario, mientras que algunos se quedaron para hacer sus actuaciones individuales. Chan Yeol corrió al camerino más cercano pues tenía que cambiarse,y detrás de él entró Baek Hyun.
-Aún te quedan tres solos-le recordó, pasándole una mano por el cabello recién cortado-. Me gustaba mucho cómo te quedaba largo.
-Pero era incómodo para bailar.-Baek Hyun sonrió y Chan Yeol aprovechó para robarle un beso rápido.
-Me gusta verte tan animado.
-Ah… usaste la sensualidad de tu cuerpo para devolverme a este mundo. Eres un hombre cruel.
-Y seguiré haciéndolo el tiempo que haga falta.
-Entonces me quejaré toda la vida, para que no te alejes nunca.
-¿Ya estáis con las carantoñas otra vez?-se quejó Min Seok, entrando con Zi Tao, miembro también de la banda china. Que sus compañeros se hubieran enterado de su relación era mucho más cómodo, pero Chan Yeol se quejaba en broma de que le quitaba emoción a la relación.
-Es el amor, ya sabes…-intentó explicar Baek Hyun, dejando la frase en el aire.
Rieron ante lo estúpido que eso sonaba, acabando de cambiarse. Cuando estaban subiendo al escenario, Baek Hyun llamó su atención en voz baja. Chan Yeol se volvió a escucharlo, aún tenían un par de minutos.
-¿Sabes por qué tenía tantas ganas de que aceptaras volver a estar con nosotros?
-Porque querías a EXO reunido, ¿no?
-Claro pero… aunque sabía que perdiste la sonrisa a causa de lo que decían las fans y antifans… que se metían contigo por sonreír demasiado, diciendo que eras un falso, y lo mal que lo pasabas… también sabía que lo único que podía devolvértela era la música y nosotros, EXO. Nunca hubiera insistido en algo que pudiera hacerte daño, si no supiera que aunque sea a la larga, va a hacerte un bien. Pero si me he equivocado…-Chan Yeol cogió su mano y la apretó con fuerza.
-Estoy recordando lo que sentía el viejo yo. El sentimiento de felicidad, las ganas de sonreír a tu lado. Por tu culpa, estoy volviendo a ser feliz. Además has hecho que deje de fumar. Y, ¿sabes qué?
-¿Qué?-era su momento de subir al escenario. Chan Yeol tiró de él y le obligó a correr al escenario. Cuando se colocaron frente a todo el mundo, sonrió. Fue una de esas sonrisas de antaño, que hicieron que Baek Hyun sintiera su pecho llenarse de calor.
Chan Yeol sabía que lo que iba a hacer era peligroso. Pero daba igual. La sociedad había crecido y madurado, y él con ella.
-Que quiero que el mundo vea esto.-estiró de él y le rodeó la cadera con la mano libre, inclinándose sobre él y besándolo. El silencio que se hizo fue impresionante, pero ellos dos estaban muy lejos como para darse cuenta de eso, o del aluvión de aplausos y gritos eufóricos que hubo a continuación.
EXO había vuelto, y tenían muchas cosas nuevas que ofrecer.

 FIN

tumblr_mecw70eE421qjv770o1_1280

Os toca~~


Related Posts with Thumbnails
  • Majito

    amé la parte de: ” a hacer lo que había leído en libros y visto en películas”… demasiado gracioso y tierno <3

  • Roise

    Fue tan lindo T_T Tan emotivo! Que casi lloro al final ♥ ptm
    Nunca imaginaría que una couple “se diera a conocer” frente al público…ah..sería lo mejor que vería en mi vida xD

    Fue hermoso ; ;

    Larga vida al Baekyeol!

  • xiomara

    darle una entrada completa y larga ni lo lei pero que innecesario amenos que seas fan de exo ..muy aburrido ya no hagan mas esto

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Renata

    Pues yo no soy de fanfics… pero debo decir que Baekhyun es un amor 😛

  • Alena Arim

    es raro que publiquen un fanfic… y muy muy largo O-o

  • vipshak

    me gusto mucho me encanta el baekyeol, espero que hagas un fanfic del kaisoo es mi otp favorita

  • krol

    que onda con ustedes… (O.o)

  • Mina Akira

    lo ame, es como un oneshot awww , a veces uno se pone a pensar el peso que soportan y de todos el happy virus que se vuelva asi es como que puede pasar … y tan cierto baekhyun siempre lo ponen tan dulce y uke en todos los fanfics que leo hahaha pero me gusto <3 la historia es buena y la estructura de ir de presente a pasado con recuerdos lo hace interezante, espero volverte a leer pronto <3

  • Barb

    Ahhh me encantó, no sé por qué a Baek en todos los fics lo ponen como alguien tan bueno, comprensivo y amoroso, si el tipo es todo lo contrario jajajajaja pero así lo amo, con todo y sus babosadas, en fin, me gustó muchísimo, y aunque sienta feo, no está lejos de la realidad cuanto es lo que tienen que pasar, ver como son acosados y no nada más ellos, si no cualquier grupo.
    A mí me gusta leer fics, pero son contados los que realmente me han atrapado por todo, (ahora que lo pienso, creo que las autoras de EXO son las que más me han atrapado) tanto la trama, redacción y estilo y me gustó muchísimo tu historia, espero que nos sigas permitiendo leerte porque la verdad me gustó demasiado y ojalá te lea en otra ocasión.

  • Ely

    OMG, es el primer fanfic que leo, bueno una vez intente leer uno pero no pude ni terminar el primer párrafo no me gusto nada, pero este no se todavía por que llamo mi atención y no pude dejar de leerlo, me gusto mucho me pareció muy romántico y muy bien redactado esos pasos entre el presente y el pasado estuvieron geniales. No creo que vuelva a leer otro (a menos que sea tan lindo como este) jiiji

  • Aviso

    En este blog puedes opinar libremente, pero respetando siempre las opiniones de los demás y de quienes escribimos en él.
    Si vais a tomar noticias/traducciones/… de la página os rogamos deis créditos claros, con enlace directo. Esperamos no ver nuestras palabras por otros blog, como si fueran propias.
    Licencia de Creative Commons
    Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

  • Subir