Cirugía estética y racismo, la otra cara de la moneda

junio 4, 2013 a las 22:19 , por Hyung

anigif_enhanced-buzz-wide-24305-1368662698-5

Ya hemos comentado en varias ocasiones las heroicas hazañas de los cirujanos estéticos de Asia por hacer más guap@s a sus client@s y seguimos sin verle ningún tipo de sentido a todo esto. Pero, ¿qué me diríais si son estas operaciones la única forma de escapar del maltrato, de la burla y el racismo y que a su vez es la forma más explícita de negar su etnia? Dejamos a un lado las supermodelos y nos vamos con la gente de a pie, con gente como vosotros y nosotros que han encontrado en la cirugía su vía de escape.

Seguro que todos hemos escuchado el dicho “uno siempre desea lo que no tiene“, pues en esto mismo se basa el principio de las cirugías como método casi terapéutico que incluso recomiendan psiquiatras de la Highclass de todo el mundo para hacer a las personas más felices, método del que sigo desconfiando y dudando de sus bases “científicas”. Es por todos conocidos la manía e incluso me atrevería a decir, la obsesión, por un cuerpo más delgado, unos ojos más grandes o unos labios más carnosos de todas las personas y más en particular de los asiáticos. Hemos crecido así, en una sociedad basada en la imagen de la que no podemos escapar por mucho que queramos. Sí, el interior es lo más importante pero sin un buen “envoltorio” ya puede ser el mejor caramelo del mundo que nadie se atreverá a probarlo.

Estas últimas décadas estamos siendo espectadores del mayor movimiento estético de la era moderna, del que tenemos el mayor ejemplo en Asia y a las ya rebautizadas como “Twin Misses“, a las Miss Corea de este año por parecer todas gemelas y “cortadas por el mismo patrón”. Pero muy pocas veces se habla de lo que verdad ha movido a esas personas a operarse y cambiar casi por completo todo su cuerpo o del brusco cambio psicológico que conlleva; está claro que más de la mitad de las operaciones que se hacen en el mundo son eso mismo, “estéticas” puras y duras, para vernos más guapos y guapas, pero no todos los casos se basan en una finalidad frívola, muchas van más allá. Para explicar esto quiero que conozcáis a 2 personas: Leo Jiang y Lee Kwon Hee

enhanced-buzz-wide-16168-1368750307-26

Empezamos por el primero, Leo Jiang, que nació y vivió en Shandong, China hasta 1997, viajó a Inglaterra para vivir en un barrio de la periferia de Londres donde terminó secundaria y se licenció en Filosofía Antigua y en ese momento, con un gran futuro prometedor por delante, se detuvo y miró atrás. Su adolescencia se resumía en estudiar, emborracharse y aguantar las humillaciones de sus compañeros por ser “un chino más” en su colegio occidental. En esa época se negaba a ser chino, odiaba su idioma, odiaba a sus padres y odiaba su cultura, hasta pidió a sus padres que cambiasen su nombre Chino, Hao, por Leo para tratar de convertirle en un occidental más, pero no lo conseguía.

Con la mayoría de edad y trabajando como profesor suplente, comenzó a operarse una y otra vez hasta ir mejorando su apariencia. El doble párpado fue su primer logro y desde entonces 10 rinoplástias, reducción de pómulos, reducción de barbilla, pigmentación en todo su cuerpo… “La cirugía es la única forma de hacernos a todos iguales, pero por más que lo intentaba no podía volverme blanco“. Rechazó su etnia y llegó a la conclusión de que la gente que le criticaba por ser chino tenía razón “Cuando vivía en China siempre hablaba mal de las otras razas, puto negrata, bastardo pakistaní… supongo que es normal que ellos me criticasen“.

anigif_enhanced-buzz-wide-27105-1368752214-13

Ahora, 12 años después, Leo reflexiona sobre lo ocurrido en su vida “Creía que mi fealdad era debido a mi etnia (…) después de operarme varias veces le dije a mi padre que quería aprender algunas palabras en chino y él me dijo: para un chico que está tan desesperado en olvidar sus raíces lo que estás haciendo es patético e irónico“. Leo Jiang admite que sus operaciones le han hecho sentir mejor y que lograron espantar los fantasmas del bullying que sufrió en su juventud pero que cuando lo piensa bien se da cuenta de que no era la única salida posible, “Siempre pensé que la fealdad era un problema, ahora operado y a gusto con mi cuerpo me doy cuenta de que no es así. Ser guapo no te hace mejor ni peor persona“. También admite que no se arrepiente de nada de lo que ha hecho pero si pudiese volver a elegir puede que no hubiese tomado este camino.

Con mi nueva cara y mi nuevo yo me alejé de mis verdaderas raíces, abandoné a mi familia y cada vez que me preguntaban por mi procedencia me negaba a decir China. Afortunadamente tengo los mejores padres del mundo que me apoyaban hasta cuando no estaba con ellos. Mi padre creía que era ridículo lo que estaba haciendo pero cuando volví me dijo: Te has marchado y has hecho esto, siéntete orgulloso de lo que has hecho porque ya no eres un chiquillo estúpido“.

 anigif_enhanced-buzz-28223-1368750726-9

Por otro lado tenemos a Lee Kwon Hee, de la que desconocemos su verdadero nombre al no querer desvelarlo a los medios públicos. Coreana, nacida en Busan, criada en Seúl por sus tíos y con sus 25 años, 32 operaciones en todo su cuerpo. “Siempre me he visto fea, tenía la cara ancha, los ojos pequeños y acné por todas las mejillas. (…) En secundaria quise desfigurarme la cara para ser todavía más fea y no salir jamás de mi casa, entonces descubrí la cirugía“. Junto a sus compañeras de clase ninguna destacaba demasiado por encima de las otras y solían bromear sobre ello “Mis amigas nunca me han dicho que yo era fea, pero era algo que sentía cada vez que estaba cerca de ellas, era como tener una voz en mi cabeza que me repetía una y otra vez que jamás sería tan guapa como ellas“.

Al igual que Leo, mentón, nariz, barbilla, pómulos, labios y párpados se sometieron a diversas operaciones a las que acompañaron prótesis mamarias, glúteos y liposucciones para moldear una nueva figura y una nueva persona. “Quería ser blanca, lo deseaba con todas mis fuerzas. Miraba las revistas donde las guapas chicas occidentales paseaban por la calle, esbeltas, delgadas y guapas“. Pero esto no acabó aquí, Kwon Hee necesitó una exhaustiva terapia psicológica para aprender a vivir con su nuevo cuerpo.

Me sometí a 3 sesiones de operaciones faciales y 2 corporales y a lo largo de esas semanas no salí de casa ni miré ningún espejo. (…) 30 días después de la primera intervención miré un espejo de frente. Era un sueño hecho realidad“. Las operaciones fueron simultáneas y 5 meses después se sometió a nuevas cirugías hasta lograr la figura perfecta con la que soñaba, pero algo fallaba en su nueva vida. Todo eran novedades, notaba cómo los chicos se fijaban más en ella, que el patito feo se había transformado en un cisne y por fin pudo mantener relaciones románticas con chicos sin miedo a que ni la rozasen, notaba cómo podía vivir una nueva vida plena y llena de lujos. Compró un apartamento en Gangnam y disfrutó con sus nuevas amistades creando para sí una nueva personalidad extrovertida, alejada de la dulce y tímida Kwon Hee.

El-Antes-y-el-Despues-de-una-Cirujia-Estetica-Plastica-Asiaticos-Pero-Que-Demonios-Pendejaditas10

Un fin de semana volví a casa de mis padres después de 6 meses sin visitarles, mi madre me miro y me dijo: ¿Quién eres tu? ¿Donde está nuestra niña? (…) era una mujer independiente, libre, con el único problema diario de no saber qué ponerme o cómo maquillarme” Aquella visita abrió los ojos de Kwon Hee, volvió a Seúl y descubrió todo lo falso y “plástico” que era su nuevo mundo. “Mi novio y mis nuevos amigos no eran lo que yo creía, me sustituyeron con facilidad por alguien más joven, más guapa y más superficial que yo. Me detuve para pensar en qué estaba haciendo“.

Llamé a mis amigas de secundaria y me sorprendió que todavía me hablasen. Empece a salir con ellas y volví a ser quien era, al fin y al cabo mi nueva cara y mi nuevo cuerpo sólo era como vestir un buen vestido o un buen perfume, por fin volvía a ser yo“.

200 Pounds Beauty 17

Tenía muchas ganas de compartir con vosotros estas dos experiencias bastante más diferentes de lo que estamos acostumbrados a ver. 2 personas como tu y como yo que por diferentes razones decidieron operarse y darse cuenta a su vez de que no por ello su vida se convirtió en un camino de rosas, puede que en todo lo contrario.

[@BBC News, Buzzfeed]


Related Posts with Thumbnails
  • Patricia

    Éxitos con el blog!

    Saludos!

    Patricia.

    cirugia estetica en lima

  • Patricia

    Éxitos con el blog!

    Saludos!

    Patricia.

    cirugia estetica en lima

  • terransoul

    Es como las historias de villanos y heroes. Los villanos se dan cuenta que hacen mal hasta que ya han hecho todo y les han dado una paliza. En este caso dicen eso, pero tuvieron que quitarse todo el problema psicológico que les ayudó a minimizar la cirugía. PERO HASTA DESPUÉS NO ANTES.

  • Yukii

    Bueno la verdad es que yo tengo la cara algo cuadrada y la verdad esque a veces me siento mal sufrí burlas en el colegio me decían cosas realmente horribles que pensé en suicidarme he pensado en operarme pero no tengo el dinero para hacerlo y si lo tuviera lo haria para sentirme mejor conmigo misma

  • MarAzul

    La verdad es que al leer este tipo de artículo me decepcionó
    bastante de los coreanos. Yo tenía otra imagen de ellos, y con esto lo único en
    lo que puedo pensar, es en que son un pueblo con muy baja autoestima. Y aún más
    lamentable es que todo esto lo hacen para perder su apariencia asiática,
    parecer más occidentales, sumado a todo lo occidental que han incluido en su
    vida cotidiana, y aun así, parece que el racismo es lo de hoy (y siempre) en
    Corea!!! Aish, esto me puso triste, y ahora ver doramas no me curara esta
    depre…

  • NenaEP

    Una dismorfia comunal y compartida se expande por el mundo el gran problema de estos tiempos es que no nos gusta ser diferentes y la cada vez mas comun baja tolerancia a la frustración. Y estos intentos por ser felices a punta de bisturí son tan solo paños de agua tibia, soluciones temporales a problemas más graves, problemas mentales y del alma. Es un mundo irreal de seres enmascarados el que se esta formando.
    Y al final y por el monento los engañados son ellos mismos porque al ser aceptados por lo que parecen y no por lo que son, seguirán sintiéndose incompletos, inadecuados. Y si deciden reproducirse obtendrán niños con aquellas características que tanto odiaron en sí mismos, no esperan generaciones y generaciones de personas sin amor por sí mismos, un mundo triste.

  • LimonadaDeMango

    Yo no los considero cobardes, pues el carácter de cada persona es diferente y no afrontamos los problemas de la misma forma. Como dijeron los dos chicos que se operaron, ellos se sentían feos, no por nadie más sino ellos mismos. Yo alguna vez me sentí así y, sí, me hice la rinoplastia porque odiaba verme en las fotos y los dientes también; luego de todo ese proceso (doloroso algunas veces) me sentí hermosa por primera vez en mi vida, mi autoestima subió, mi timidez se esfumó y gané confianza en mi misma.
    No le veo nada de malo a querer sentirse bello. El único problema reside en cuando lo llevan al extremo como los dos casos de la entrada. Ellos exageraron, se volvieron superficiales y quisieron borrar todos los rasgos que los hacía ser quienes eran. Aunque al final del día, la realidad los golpeó en la cara y se dieron cuenta que lo más importante es el cerebro.

  • Calles

    Muchas gracias por tu entrada, la verdad es que no solemos detenernos en las razones que orillan a las personas a cambiar tan drásticamente, es fácil juzgar y decir “es que no tuvieron la suficiente fuerza” o pensar que simplemente por que tienen dinero lo pueden hacer, y puede que sea cierto, sin embargo tocas un punto de mucho peso, lo que espera la sociedad de nosotros, cómo acceder a mejores empleos, como ser recordado en un mundo donde solo los que tiene un físico sobresaliente logran ser mayormente recordados.

    Vivo en China desde hace casi 2 años, y es impresionante cómo es que se esfuerzan tanto por parecer occidentales, es irónico y a la vez triste, en particular los chinos han sufrido muchos cambios, la cultura occidental llegó tan rápido q ha sido difícil para ellos asimilarla. Algunos se esfuerzan tanto por parecer y vestirse como occidentales, pero su cultura, modales y tantas cosas los identifica como chinos. Sabemos que en China hay muchísimas personas, pero pocas veces entendemos lo que eso significa, la presión por entrar la escuela, por encontrar un buen trabajo, por encontrar pareja, son la carga más pesada para los chinos, por que con eso definen su vida, si bien entrar a la escuela se logra estudiando para el examen de la universidad, aún les queda mucho trecho que recorrer.

    Los asiáticos tienen un complejo de inferioridad, no sé bien de donde proviene, pero es cierto que la mayoría de los que salen de su país, niegan tanto sus raíces, mucho más q otras culturas (por que no diré que solo los asiáticos lo hacen), y como el caso de Leo Jiang, han descubierto que la apariencia ayuda mucho. Pensemos en algo, ¿cómo se trata generalmente a los asiáticos en nuestros países? la gente en general a todos les dicen chinos, que huelen a sopa o a ajo, que hablan chistoso, pues eso es parte de sus vidas diarias, no es una excusa, pero es una realidad para ellos. Por eso tantas veces los vemos en grupos, no es sencillo para ellos interactuar con gente que de entrada les pone una etiqueta. Pero esa es la realidad, por eso tantos quieren ser occidentales, no quieren ser “un chino más”. Quieren verse como las actrices estadounidenses, como la chicas de pasarelas francesas, quieren negarse, y me parece triste por que hay chicas tan guapas por acá, pero no lo ven.

  • ZANARK

    Bien por ti Ina, no te sientas para nada mal, no venimos a esta vida a sufrir y si tienes la oportunidad de sentirte mejor contigo misma, hazlo!! Saludos!!

  • Ina

    Yo voy a operarme el próximo mes, la verdad es que lo he pensado bastante: la sociedad es superficial y la mayoría de las veces las cosas se resumen a como te ves, esta mal? si, esta mal, pero yo voy a tener sólo una vida que probablemente no me alcance para cambiar el mundo, voy a vivir sólo una vez y quiero tener más oportunidades, tal vez en algún momento las cosas cambien pero en este minuto la apariencia importa un montón.

  • ╰♪ αstrid╮

    Creo que es un tema tan complicado. Nunca he estado a favor de la cirugía estética, me gusta lo natural, las diferencias y que no todos sean iguales. Pero con todo lo que se ve y se oye últimamente por el mundo, no sé qué pensar.
    No estoy del todo de acuerdo con Beatriz Rodríguez no creo que la opción de operarse sea una opción de cobardes. Entiendo tu posicionamiento, muchas personas son criticadas por su aspecto y no se operan.

    Sin embargo hay que verlo todo en conjunto. Las experiencias de cada uno van a ser diferentes y cómo las maneje cada uno serán igual de distintas. Nunca vamos a saber qué es lo que han vivido, cómo se han sentido para llegar a estos extremos. Porque sí, esto son extremos. Tú puedes tener una operación estética para rebajarte el tabique nasal o para ponerte una o dos tallas más de sujetador (por poner ejemplos) y no dejara de ser una operación de estética porque bueno, estabas acomplejado/a de una parte de tu cuerpo, has ahorrado (o a veces te lo pagan) y acabas sintiéndote más a gusto contigo mismo.

    Pero operarte 32 veces cuando todavía no has llegado a los 30 (me hubiera gustado saber durante cuánto tiempo estuvo operándose) eso es… no tengo palabras. No me extraña para nada que más adelante haya necesitado terapia psicológica. Aunque el problema, según mi parecer ya venía de antes.

    Mi creencia también es que aquí en occidente (más que en oriente) nos basamos más en el razonamiento de que “lo natural es mejor”. No digo que sea ni verdad ni mentira, solo que es una manera de pensar que no está en todo el mundo, y eso lo vemos muy claro en cómo en Corea aceptan y dicen claramente que se han operado de algo y aquí (en España por ejemplo) si alguien se opera lo hace con disimulo y muy raramente, por no decir nunca, aceptan que hayan pasado por el quirófano.

    También me gustaría comentar otra cosa. Todo el proceso post operaciones tiene que ser muy duro. Al fin y al cabo son operaciones y cuando entras en un quirófano normalmente no sales de rositas y te sientes de maravilla. Esto normalmente no se comenta, y supongo que será porque al fin y al cabo es un “precio” que pagas para luego quedar estupendo@. Pero el cómo te sentirás después de estar en un cuerpo diferente al que te has estado viendo desde que naciste, cómo te verán tus viejas amistades y familia que te han visto crecer… por todo esto creo que no es una salida fácil. Quizás para algunos esto no les supondrá ningún problema y vivirán muy felices con el cambio, o quizás otros como Leo no lo serán tanto.

    “Si es solo una operación, pues mira, ¿vas a vivir más feliz operándote? Sí ¿entonces, por qué no?” Supongo que esto es lo que deben de pensar muchos y es lo que tienen que decir los psiquiatras que comentas, pero verdaderamente, y en mi opinión personal, lo que necesitan es afrontar sus problemas desde otra perspectiva, pero eso es muy difícil, cuesta mucho tiempo y normalmente necesitaras de alguien que te ayude.

    Y ya por último, lo peor, creo que son los propios medios y en si la sociedad. ¿Habéis visto anuncios coreanos últimamente? Será la temporada o yo tendré un imán para ellos, pero no paro de ver anuncios de actrices con la cara perfecta, con sus ojos grandes, pálidas, con una bonita figura, anunciando potingues para la cara o el cuerpo (vale que en mi país también los hay de estos anuncios, pero no me llaman tanto la atención xd) Eso deprime a la mayoría, sobre todo a las jóvenes (muchas veces cuando todavía no han acabado de desarrollarse). Si a eso le sumamos, que la propia sociedad antepone la belleza sobre todas las cosas y que no hayan dificultades para operarse, de repente la opción “operación estética” es una opción como cualquier otra, como quien se va a comprar un vestido para verse mejor o unos tacones para verse más alta. Eso sí que me asusta, que ir a programar una operación estética sea como ir al dentista.

    Siento la parrafada pero creo que es un tema controvertido, y me he visto en la necesidad de explayarme jajaja. Gracias por la entrada Hyung 😉

  • Beatriz Rodríguez

    Amén, Ella. La mayor parte de los problemas están en la cabeza.

  • Beatriz Rodríguez

    Bueno, yo sigo pensando lo mismo. Cambiar de aspecto PORQUE te discriminan, tratan mal, insultan…, me parece una salida cobarde. A mí me han insultado muchas veces por mi físico, pero no cambiaría por otros, lo haría solamente si sale de mí y si es mi decisión personal.
    Al final, da igual cómo seas. Hay idols guapísimos que también se someten al bisturí continuamente (y se convierten en clones unos de otros o bien se desgracian). Todos tenemos inseguridades. Yo puedo pensar que X persona es guapísima, pero esa persona tiene su propia percepción de sí misma.
    La cirugía estética casi siempre lleva a la obsesión y a la dependencia. Cada uno que haga lo que quiera con su cuerpo, pero personalmente no puedo apoyar ni entender ese culto al cuerpo.
    Aprovecho para recomendar la película Helter Skelter, con Erika Sawajiri. Dura y retorcida, pero interesante.

  • Noela

    Totalmente de acuerdo con tu comentario, el camino de dentro afuera puede ser más lento pero a la larga es el más efectivo desde mi punto de vista. Aun así no juzgo y respeto a quien se opera, cada uno sabe sus motivos y a veces, sobre todo por la presión social no se percibe otra opción o es la única con la que se nos bombardea continuamente…

    Gracias Hyung por esta entrada, es un tema que me interesa mucho, y me ha encantado el enfoque. Desde niña me fascina Asia, y los asiáticos siempre me han parecido los hombres más atractivos y sexis del mundo, sin embargo recuerdo cuando en un viaje por latinoamérica hace unos años descubrí los doramas coreanos, y me sorprendió que de primeras no me gustasen los actores protagonistas, me parecían en general poco atractivos, y no sabia porqué, como con rostros extraños…, al final me han acabado gustando pero más por el cariño que les tome que por otra cosa… Cuando descubrí lo de la cirugía lo entendí y me da tristeza porque para mi lo que los hace atractivos es justo lo que los define racialmente, su tono de piel, sus ojos…, de hecho a día de hoy me siguen pareciendo más atractivos asiáticos que veo en las calles, en documentales o películas que el modelo idol…

    Os comparto este vídeo que a mi me ha hecho reflexionar, muchas no vemos lo fantásticas y bellas personas que somos y nos juzgamos con mucha dureza. Yo creo firmemente que todas las personas somos excepcionales en algo, únicas y bellas, y sería genial que pudiésemos conocernos y amarnos tal como somos y desde ahí aportar nuestra individualidad al mundo para hacerlo un lugar mejor. Hay una frase de Tagore que dice algo así como que el bosque sería muy triste si solo cantasen los pájaros que mejor lo hacen…

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=7RjxZtgD5GM

    Un abrazo!!

  • Lorena Carlos

    Sigo estando en contra de la cirugía cuando es por razones incorrectas, como cuando se las hace una persona que evidentemente tiene problemas de aceptación y autoestima(causada por trivialidades) o por presión social y también cuando son cosas exageradas que terminan cambiando toda la imagen de una persona, pero si son cosas muy delicadas y bien hechas, go for it ;D

  • Ella

    La moraleja que le encuentro a los dos casos es que no importa que tan guap@ puedas llegar a estar por fuera, al final lo que sigue contando ( aunque se que sonara muy trillado) es el como eres por dentro… el chico y la chica estaban tan acomplejados con la idea de ser feos (aunque yo la verdad no los veo asi, me parecen que se veian mejor como estaban antes si bien no eran ni guapos ni feos pero se les veia autenticos mientras que despues de las operaciones se les nota a leguas muy artificiales) que hicieron todo lo posible por convertirse en otras personas, pero al final se dieron cuenta que el problema seguia estando ahi: en el interior de sus cabezas.
    Creo que ese es el principal problema que viven ya no solo los coreanos sino a nivel mundial, el querer arreglar todo de afuera para adentro, cuando deberia ser al reves y empezar por solucionar los problemas internos que se puedan tener, asi las personas vivirian mas felices consigo mismas y se ahorraria pasar por tanto dolor con tanta operacion.

  • Renata

    Es triste que tengan que pasar por todo ello para darse cuenta que lo que debe cambiar no es tu cuerpo, sino tu manera de ver las cosas. Ser feliz con lo que somos es difícil, lo entiendo, pero no imposible. Me alegra leer historias como estas, porque me dan a entender que se puede aprender de los “errores”.
    En fin, no los culpo ni nada, no he sufrido bullying ni nada parecido, pero espero que ellos sean felices con lo que hacen.

  • POLA

    DIOS LA PENULTIMA FOTO DOBLE DE LA CHICA… si se fijan ese era el perfil de JESSICA DE SNSD y pues ahora la vemos un poco mas hermosa que antes, y claramente con la barbilla como la de la segunda foto… ahora no me cabe duda que si se opero la barbilla.

    creo que si una cirugia estetica tambien hermosea tu personalidad y autoestima no le veo lo malo, pero cuando se convierte en una obsecion me asusta. y a veces con lo que amo la cultura asiatica, me asusta que personas tengan que llegar a operarse enteros para ser amados o simplemente aceptados. 🙁

  • nicole

    ouch… es la otra cara de la moneda, supongo que ahora ellos se dan cuenta de muchas cosas, pero aun asi prefieren la cirujia, yo he visto situaciones asi pero con respecto a los trabajos, a pesar de tener un buen curriculo si no tienes una buena imagen….. o tambien como las mujeres deben buscar marido antes de lso 30, porque pareciera que despues inmediatamente se convierten en unas ancianas feas… es completamente lo contrario a lo que esta sucediendo en occidente donde cada vez nos casamos mas adultos 🙂
    no puedo decir “ay ojala que esto no siga sucediendo”, porque seguira pasando, lo unico que espero es que esta tendencia no llegue a mi entorno, en donde por ahora da lo mismo como soy si no como me siento

    saludos!! genial entrada

  • Aviso

    En este blog puedes opinar libremente, pero respetando siempre las opiniones de los demás y de quienes escribimos en él.
    Si vais a tomar noticias/traducciones/… de la página os rogamos deis créditos claros, con enlace directo. Esperamos no ver nuestras palabras por otros blog, como si fueran propias.
    Licencia de Creative Commons
    Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

  • Subir